eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Pekín se blinda para el APEC contra terroristas, manifestantes o bodas

- PUBLICIDAD -
Los ministros del APEC acuerdan impulsar el libre comercio y la lucha anticorrupción

Los ministros del APEC acuerdan impulsar el libre comercio y la lucha anticorrupción

El Gobierno chino ha blindado las calles de Pekín con 28.000 policías, agentes de seguridad y militares, y más de 80.000 voluntarios para que nada altere la cumbre del Foro APEC de los máximos líderes mundiales en la capital, en la que durante el lunes y martes se han suprimido las manifestaciones y las bodas.

"Es el acontecimiento más importante" que vive la capital desde los Juegos Olímpicos de 2008, destacó recientemente el viceministro de Seguridad Pública, Fu Zhenghua, quien volvió a comparar la cita con las Olimpiadas, un evento "que marcó la ciudad".

Aunque en esta ocasión el número de visitantes es mucho más reducido, los actos contarán con la presencia de importantes figuras del panorama mundial como el presidente de EEUU, Barack Obama; el de México, Enrique Peña Nieto; o el de Rusia, Vladímir Putin, ante quienes Pekín quiere mostrar su mejor cara.

Las fuerzas de seguridad de China llevan dos meses realizando maniobras antiterroristas en estaciones de tren o en los enclaves donde se celebrará la cumbre, el lago Yanqi en el norte de la poblada ciudad, después de la serie de ataques vividos el último año, entre ellos, el perpetrado en el corazón de la capital, Tiananmen.

Para evitar incidentes similares, el Gobierno también ha instalado puestos de control de vehículos en los que, en más de un mes de funcionamiento, se han detenido a 1.003 sospechosos y se han confiscado más de un millar de cuchillos o explosivos ilegales.

A pesar de que las autoridades no precisen cuál es el blanco de estos controles, el Ejecutivo chino tiene puesto el punto de mira en "grupos terroristas" de etnia uigur, una comunidad asentada en la región noroccidental china de Xinjiang y a quienes Pekín atribuye los atentados que se producen en el país.

"Cada vez que China se prepara para acoger un evento internacional, el Gobierno activa estrictos controles e impone restricciones sobre todos los uigures. Cualquier persona de este etnia puede perder su libertad en base a las necesidades del régimen", criticó a Efe Dilxat Raxit, una de las portavoces más conocidas del Congreso Mundial Uigur.

Dilxat denunció abusos contra su minoría étnica en la región de Xinjiang, que "está inundada de policía para evitar que nadie viaje a Pekín por el APEC".

El régimen chino también trata de incentivar a los ciudadanos de Pekín a que participen en los controles y, vía internet, ha instado a cualquier persona a denunciar a sospechosos.

"La extrema seguridad impulsada me parece bien. A más seguridad, mejor para nuestro país. Yo estoy atento, y si veo a algún uigur haciendo algo sospechoso, denunciaré a la Policía", señaló a Efe el conductor de uno de los famosos triciclos que habitualmente pasean a turistas y locales por la capital china.

No obstante, no sólo el terrorismo ha motivado grandes medidas de seguridad y control para la importante semana. También las posibles manifestaciones de ciudadanos descontentos que busquen la oportunidad de hacerse oír durante un evento como el APEC, que cubrirán periodistas de todos los puntos del globo.

La organización Chinese Human Rights Defenders (CHRD) ha confirmado que 37 activistas y peticionarios -ciudadanos que viajan a Pekín para reclamar justicia- han sido detenidos, enviados a cárceles negras e incluso forzados a "viajar", si bien se teme que el número de afectados pueda llegar incluso a los doscientos.

"Pekín pone su mejor cara para el APEC, a expensas de silenciar a cualquier disidente, activista o peticionario encerrándoles o impidiendo que viajen a la capital. Sólo los líderes mundiales están invitados a Pekín mientras que las voces descontentas están prohibidas", sentenció a Efe Wendy Lin, coordinadora en Hong Kong de CHRD.

Además, las autoridades también parecen temer las aglomeraciones, aunque sea por un motivo festivo o lúdico.

Durante la semana del APEC, los agentes de seguridad no permitirán que se vuelen cometas en algunos puntos de la ciudad ni que se registren nuevos matrimonios, pues se ha ordenado el cierre de las oficinas encargadas de estos asuntos.

Los enamorados y los amantes de las cometas tendrán que esperar hasta que Obama y el resto de líderes mundiales se marchen.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha