eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Piden reabrir proceso por asesinato de un sindicalista de EE.UU. en El Salvador

- PUBLICIDAD -
Piden reabrir proceso por asesinato de un sindicalista de EE.UU. en El Salvador

Piden reabrir proceso por asesinato de un sindicalista de EE.UU. en El Salvador

Organizaciones sindicales y de derechos humanos de Estados Unidos y países latinoamericanos, europeos y africanos pidieron hoy la reapertura de la investigación del asesinato del sindicalista estadounidense de origen salvadoreño Gilberto Soto, perpetrado hace 10 años en El Salvador.

Las organizaciones hicieron la solicitud al fiscal general de El Salvador, Luis Martínez, en una carta abierta publicada hoy en un espacio pagado en el periódico local La Prensa Gráfica.

También denunciaron que las autoridades salvadoreñas de aquel entonces no investigaron adecuadamente o incurrieron en acciones que impidieron el esclarecimiento del crimen contra Soto, quien era sindicalista de camioneros del sector portuario en Estados Unidos.

"Por el bien de los hijos de Gilberto Soto, por el bien de los trabajadores de El Salvador, por el bien del alma de la nación, le pedimos que se vuelva a abrir este y otros casos emblemáticos de la violación de los derechos humanos" en este país centroamericano, manifestaron los demandantes en su misiva a Martínez.

"Le instamos a trabajar en colaboración con la PDDH (Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos) y con organizaciones independientes de derechos humanos para identificar a los que ordenaron estos crímenes y a los que los encubrieron", añaden.

Recordaron que el 5 de noviembre de 2004, frente a la casa familiar del sindicalista en Usulután (este), "tres hombres dispararon a Gilberto Soto por la espalda" y que "los asesinos no se llevaron nada, ni su reloj, ni la billetera ni su teléfono celular".

"Soto era un ciudadano estadounidense naturalizado, quien en 2004 viajó a El Salvador, su lugar de nacimiento, para reunirse con los sindicalistas de transporte", agregaron las organizaciones.

Puntualizaron que "hoy se cumplen 10 años del asesinato, y su muerte sigue sin resolverse".

La carta es firmada por dirigentes de 15 organizaciones sindicales y de derechos humanos de Estados Unidos, Argentina, México, Dinamarca y Uganda.

Entre los firmantes están los presidentes de International Brotherhood of Treamers, organización a la que pertenecía el sindicalista asesinado, y de la AFL-CIO, la mayor federación sindical de Estados Unidos, James Hoffa y Richard Trumka, respectivamente.

El Centro de Estudios y Apoyo Laboral (CEAL) de El Salvador denunció el 12 de noviembre de 2004 el asesinato del sindicalista cometido el 5 de ese mes.

En un comunicado emitido en esa ocasión, el CEAL expresó que Soto llegó al país para visitar a su familia y "solicitar solidaridad e información sobre las prácticas laborales inapropiadas de Maersk Sealand en la región, una importante naviera danesa que opera en todo el mundo".

Las autoridades policiales y judiciales de aquella época en El Salvador atribuyeron el crimen a problemas familiares.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha