eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Podemos afirma que López Miras "podrá ser elegido por los capos" de Murcia pero "no tiene el aval de las urnas"

La formación morada tiene muy claro que "nos toca asumir la responsabilidad de liderar un proyecto claro de gobierno"

- PUBLICIDAD -
Podemos afirma que López Miras "podrá ser elegido por los capos" de Murcia pero "no tiene el aval de las urnas"

El secretario general de Podemos Región de Murcia y Portavoz del grupo parlamentario en la Asamblea Regional, Óscar Urralburu, ha advertido que la "huella de la corrupción" en la Región de Murcia "no se acaba con el ex presidente de la Comunidad, Pedro Antonio Sánchez, y ha señalado que su sucesor, Fernando López Miras, "podrá ser elegido por los capos de la Región" pero "no tiene el aval de las urnas" y "no va a ser elegido presidente en las elecciones de 2019".

"Es evidente" que López Miras "es un presidente títere que no ha sido elegido por la ciudadanía y que no tiene la autoridad suficiente como para gobernar la Comunidad", tal y como ha aseverado Urralburu en una rueda de prensa en la que ha valorado la Junta Directiva del PP regional que ha sido convocada este viernes para elegir al nuevo presidente del partido tras la reciente dimisión de Sánchez.

Urralburu se ha mostrado convencido de que López Miras "no va a ser el presidente en 2019", sino que su elección "es simplemente síntoma de la descomposición inexorable de un PP incapaz de gobernar la Región, incapaz de dar respuesta a los principales retos que tiene la Comunidad e incapaz de presentar un proyecto solvente para la Región".

En lo que respecta al acta de Sánchez como diputado en la Asamblea, Urralburu ha criticado que es un cargo al que "llevaba aferrado seis meses sin cumplir ninguna de sus obligaciones", ya que "no asistía a las comisiones, no asistía a la diputación permanente, no asistía a la Junta de Portavoces y se dedicaba, sencillamente, a asistir cinco minutos a los plenos para cubrir el expediente y poder cobrar a final de mes".

Por tanto, considera que esta dimisión "no es sino una victoria de la gente decente de la Región de Murcia" y de quienes "llevan muchos años combatiendo la corrupción en la Región y diciendo que el Gobierno de la Región no puede estar en manos de unos presuntos corruptos". A su juicio, es el "triunfo de la defensa de la democracia y de la decencia en nuestra Comunidad".

No obstante, ha señalado que la "marca de Pedro Antonio Sánchez" va a dejar "una huella imborrable en la Región, vinculada a la corrupción", pero cree que "no se termina solo" con él.

"Quien crea que la corrupción en la Región termina con Pedro Antonio Sánchez está profundamente equivocado", ha señalado Urralburu, quien ha criticado que el problema "no es una persona, sino una organización que lleva 22 años gobernando en esta Región y que en muchas otras comunidades autónomas se ha demostrado como una organización estructurada para delinquir".

LÓPEZ MIRAS "PASABA POR AHÍ Y SE CONVIRTIÓ EN PRESIDENTE"

Por tanto, apuesta por "superar el Gobierno del PP para que podamos superar también la etapa de la corrupción en la Región de Murcia". Precisamente, Urralburu cree que la continuidad de esta etapa se pone de manifiesto este viernes con la designación del "delfín y sucesor" de Pedro Antonio Sánchez. Se trata de López Miras, que según Urralburu "pasaba por ahí y, de repente, un día se convirtió en presidente de la Comunidad".

Ha lamentado que se va a designar a López Miras como presidente del PP regional como "ejemplo de esa vieja política del PP, alejada de los intereses de la gente, alejada de la demanda de transparencia y de la demanda de democracia interior en las organizaciones y en las propias instituciones".

En este sentido, ha lamentado que se va a designar a López Miras como presidente más joven y candidato más joven a la Presidencia de una comunidad en una votación "secreta". Se trata, añade, de una designación que "incluso puede ser contraria a los propios estatutos del PP".

En su opinión, esto es lo que "manifiesta la enorme distancia que existe entre el PP y la sociedad de la Región de Murcia". Además, cree que es un "síntoma claro de la decadencia y la descomposición del PP en la Comunidad", ya que se han dado "cuatro presidentes en cuatro años, algo inédito en todas las comunidades autónomas del país".

Urralburu cree que "se equivocan quienes piensan que el ciclo crítico de inestabilidad política en la Comunidad se va a terminar con este cierre en falso de la designación de López Miras como presidente del partido y como candidato al 2019". A su juicio, la época de "fin de ciclo" se va a poner de manifiesto en 2019, cuando "se evidencie que López Miras va a ser el último presidente del PP en la Región".

"Son casi dos años y medio de gobierno del PP y los principales problemas de la Comunidad siguen sin solución, como el aeropuerto de Corvera, el soterramiento y la llegada del AVE a la Región o la crisis hídrica que estamos pasando en la Comunidad", según Urralburu, quien cree que "eso demuestra que hay una forma de gobernar que muere en la Región de Murcia".

"NOS TOCA LA RESPONSABILIDAD DE LIDERAR UN PROYECTO DE GOBIERNO"

Otra forma de gobernar "está naciendo en la Comunidad de Murcia", según Urralburu, quien ha señalado que Podemos tiene muy claro que "nos toca asumir la responsabilidad en la Comunidad de liderar un proyecto claro de gobierno para nuestra gente y que esté a la altura de los cambios que se avecinan en los próximos años".

"Nos comprometimos a trabajar en los dos próximos cursos políticos para garantizar ese proyecto de solvencia y de Gobierno regional para la gente y mayoritario que pueda estar perfectamente consolidado de cara al año 2019", según el secretario general de la formación morada.

Al ser preguntado por el proceso de elecciones primarias en el PSOE-RM y si el cambio de secretario general en este partido puede cambiar las relaciones con Podemos, Urralburu ha reconocido que en la formación morada "no nos gusta meternos en los procesos internos de los diferentes partidos".

No obstante, ha considerado que el PSOE-RM es un "socio necesario para que la Región tenga una posibilidad de cambio" pero hace falta que los socialistas "dejen atrás esas inercias acomodaticias que hemos visto en los últimos 22 años". Urralburu ha considerado que "gane quien gane en el proceso, tiene que cambiar la dinámica interna y política del PSOE y el partido tiene que asociarse a los vientos de cambio que vive este país y esta Comunidad Autónoma".

Para finalizar, ha invitado a toda la ciudadanía murciana a acudir este sábado, a las 20.00 horas, a la manifestación convocada por la Plataforma Pro-Soterramiento, que ha esperado que "sea un éxito" y que tanto el Ayuntamiento como la Comunidad y el Ministerio de Fomento "escuchen de una vez por todas a la gente".

"Vamos a apoyar desde Podemos Región de Murcia a la Plataforma y a todos los vecinos y vecinas de los barrios del sur de Murcia que están defendiendo una ciudad única, que no esté partida por un muro y que sea integrada, que permita la articulación no solamente de la movilidad entre comunidades sino también dentro de la ciudad de Murcia", ha concluido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha