eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Podemos reprocha al "nuevo PSOE" el primer "paso atrás" de la era Sánchez por cerrar la comisión sobre Fernández Díaz

Podemos se ha llevado su primera decepción con el "nuevo PSOE" de Pedro Sánchez, a raíz de la decisión de los socialistas de sumarse al PP y a Ciudadanos para cerrar la comisión de investigación del Congreso sobre el supuesto uso partidista del Ministerio del Interior en la etapa de Jorge Fernández Díaz, que votará a finales de mes las conclusiones. Supone, a su juicio, "un paso atrás".

- PUBLICIDAD -
Podemos reprocha al "nuevo PSOE" el primer "paso atrás" de la era Sánchez por cerrar la comisión sobre Fernández Díaz

"Es una mala noticia para la democracia que el PSOE se haya sumado al PP y a Ciudadanos para impedir que sigamos investigando", ha lamentado la portavoz del partido morado en la Cámara Baja, Irene Montero, en declaraciones a La Sexta, recogidas por Europa Press.

Montero, que es miembro de esta comisión y también la encargada de organizar con la portavoz socialista, Margarita Robles, las reuniones de equipos entre Podemos y PSOE para hacer frente al PP, cree que no se puede entender "por qué han dado portazo".

"Parece que no les hemos convencido y que tienen poderosas razones para estar del lado del PP y Ciudadanos y no de investigar las cloacas del Estado", ha lamentado. "¿Qué tienen que esconder?", se ha preguntado.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, se expresó este miércoles en la misma línea al conocer la decisión de PP, PSOE y Cs. "El 'nuevo' PSOE no debería hipotecarse con el 'viejo'. Unirse al PP y Cs para impedir investigar las cloacas de Interior es un paso atrás", señaló en un mensaje en su cuenta de Twitter, recogido por Europa Press.

"¿EL 'NUEVO PSOE' ERA ESTO?"

"¿El 'nuevo PSOE' era esto?", se preguntó por su parte el secretario de Organización del partido morado, Pablo Echenique, en otro mensaje difundido en esa red social.

A pesar de esta "mala noticia", tal y como la ha calificado Montero, Podemos sigue defendiendo, al menos en sus comparecencias públicas, que están "muy contentos con el cambio de rumbo que parece que quiere dar el PSOE". "Implica que están más cerca de nosotros que del PP", ha asegurado la portavoz.

El propio Iglesias señaló este miércoles, como prueba de ese cambio de rumbo, el hecho de que el PSOE decidiera abstenerse en la votación del tratado de comercio entre la Unión Europea y Canadá, conocido como el CETA, o el rechazo al techo de gasto, que el pasado mes de diciembre sí apoyaron. Eso sí, también señaló que algunos de esos pasos todavía son insuficientes y que tienen que ir más allá.

Por ejemplo, Podemos espera que el reelegido secretario general, Pedro Sánchez, presione al diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, para que no permita que el techo de gasto salga adelante, en virtud de la alianza electoral que sellaron en las pasadas elecciones generales.

De hecho, Iglesias llegó a sugerir a Sánchez que rompa su alianza con sus socios canarios si finalmente no les convencen de votar en contra de la propuesta del Gobierno, por la dificultad que entraña, a su juicio, explicar que el PSOE siga siendo aliado de un "socio del PP".

MANO TENDIDA

Desde que Sánchez recuperó el liderazgo del PSOE a finales de mayo Podemos ha mantenido una actitud de mano tendida con el objetivo poder formar un bloque que haga frente al Gobierno PP, no sólo con iniciativas parlamentarias, sino también a través de una nueva moción de censura que saque al presidente Mariano Rajoy de La Moncloa.

Eso sí, aunque vayan a tratar de buscar el entendimiento, en el partido de los círculos también tienen claro que deben exigir a Sánchez que convierta sus palabras en hechos, para poder constatar que las "grandes expectativas" que ha generado se hacen realidad.

Además, aunque no dan plazos ni un ultimátum, los 'morados' no pierden de vista su objetivo de que la colaboración parlamentaria que quieren consolidar con el "nuevo PSOE" se traduzca en un futuro, "más temprano que tarde", en una nueva moción de censura para echar a Rajoy.

Esa debe ser precisamente la meta de las reuniones bilaterales de los equipos de PSOE y Podemos que Iglesias y Sánchez acordaron poner en marcha durante el encuentro que mantuvieron la semana pasada.

De momento, sólo se ha producido una primera reunión informal entre Montero y Robles; una primera toma de contacto que tuvo lugar el pasado martes y en la que no se cerraron fechas de futuras citas ni la agenda sobre los primeros asuntos sobre los que trabajar.

Aunque Podemos quiere fijar cuanto ese calendario y la composición de los equipos, para que los trabajos conjuntos para hacer frente al PP comiencen este mismo mes de julio, mantienen la paciencia y, de momento, no urgen ni presionan públicamente al PSOE a cerrar estos flecos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha