eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Podemos asume que las urnas castigaron su gestión en la fallida investidura

- PUBLICIDAD -
Podemos asume que las urnas castigaron su gestión en la fallida investidura

Podemos asume que las urnas castigaron su gestión en la fallida investidura

La dirección de Podemos ha constatado que su gestión parlamentaria y las negociaciones con el PSOE para la fallida investidura de Pedro Sánchez fueron los ejes fundamentales, junto a la campaña del miedo del PP, para que perdieran más de un millón de votos el pasado 26J.

Esa es una de las conclusiones de los diversos informes presentados hoy ante el Consejo Ciudadano de Podemos, que ha abierto el líder del partido, Pablo Iglesias, con una llamada a la paz interna para evitar la división entre "corrientes o facciones" y con la invitación a pensar más en el futuro que en el pasado.

Las bases se han detenido en analizar posibles causas y, a petición del secretario de Organización, Pablo Echequine, 400 círculos han contestado un cuestionario que señala el "miedo a que gobierne Podemos", "el discurso socialdemócrata", las vinculaciones con Venezuela y la gestión de las conversaciones para la investidura como elementos que han podido tener una influencia negativa.

Sin embargo, para Iglesias, lo importante no es buscar las razones de su resultado en las urnas, algo que "científicamente" cree "imposible", sino encarar los desafíos.

"Al final lo importante no es quien tiene razón en el diagnóstico", "qué importa que tuvieran más razón los protestantes o los católicos a la hora de interpretar los evangelios. Al final, lo que cuenta es que se construyeron dos iglesias paralelas con mucho poder", ha dicho.

En esa línea, ha preferido obviar la autocrítica y poner en valor los logros de su partido que ha logrado cinco millones de votos y 71 escaños.

"A veces hemos podido ser víctimas de nuestra propia lucidez, de que pareciera que lo hacíamos todo bien", ha continuado.

Iglesias ha insistido en emplazar a su dirección a no pararse demasiado en "el diagnóstico" y no alentar con ello los discursos de división interna entre quienes creen que la alianza con IU les ha perjudicado y quienes señalan errores en la campaña electoral que dirigió Íñigo Errejón.

Coincidiendo con la opinión de los círculos, Iglesias opina que ninguno de esos dos elementos ha sido determinante y ha apelado incluso a no caer en la "fetichización" de los análisis que poco después presentaban Errejón, como director de campaña y secretario político, y Carolina Bescansa, quien, como responsable de Análisis, ha coordinado un estudio demoscópico sobre el 26J.

El eje común del debate en Podemos es centrarse en buscar hacia dónde van a ir, y los análisis apuntan algunas pistas de dónde pudieron estar los errores.

Según la encuesta de Bescansa, tres factores fundamentales hicieron que Unidos Podemos perdiera más de un millón de votos.

El primero, la desmovilización del electorado y, en este caso, se ha detectado una mayor desmovilización entre los votantes de IU que entre los de Podemos.

La actuación de Podemos en los meses de las negociaciones para formar Gobierno es otro elemento considerado influyente en el resultado, junto a la "campaña del miedo", que fuentes del partido creen que ha beneficiado claramente al PP.

El informe de la Secretaría Política también apunta a una "disonancia" entre la estrategia que mantuvieron en las negociaciones para la formación de Gobierno y el tono "más amable" de la campaña.

Otro elemento que piensan ha afectado los resultados es la polarización política durante la campaña entre el "orden" que podría representar el PP y la "incertidumbre" que podía significar el partido de Iglesias.

No obstante, consideran que esa desconfianza que puede generar Podemos en amplias capas de la población, sobre todo en entornos rurales o de más de 45 años, se irá diluyendo.

En esta nueva etapa, Podemos deberá pasar por el "filtro institucional" y además de presentar propuestas "rompedoras" ser capaz de dar garantías, confianza y certezas.

En la esfera interna, Errejón aboga por multiplicar los relevos y los "cuadros intermedios" que trasladen las políticas de la dirección nacional al entorno local, donde se ha detectado otro de los problemas orgánicos de la formación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha