eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Policía armada de Londres llevará cámaras tras la muerte de Mark Duggan

- PUBLICIDAD -

La Policía armada de Londres llevará cámaras de vídeo a fin de "ser más transparente" tras la muerte del joven negro Mark Duggan en agosto de 2011, que desató una oleada de disturbios en Inglaterra, según confirmó el comisario Bernard Hogan-Howe.

El comisario de la Policía Metropolitana de Londres (MET, también conocida como Scotland Yard) señaló que se probará la incorporación de cámaras en los uniformes para registrar las situaciones y las acciones de los agentes.

Además, Hogan-Howe se reunirá hoy con líderes vecinales del distrito de Haringey (norte de Londres), donde se produjo el suceso, para ver cómo se pueden mejorar las relaciones entre los residentes y la policía, entre crecientes tensiones con la comunidad negra.

La muerte del joven de 29 años por disparos de la policía que detuvo el taxi en el que viajaba en el barrio de Tottenham fue declarada ayer dentro de la legalidad por un tribunal, lo que provocó la indignación de los familiares y amigos de la víctima, que iba desarmada cuando fue abatida.

Pese a estar conforme con el veredicto, el comisario de la MET admitió que "hay que generar más confianza" con la comunidad negra, que se considera maltratada por las fuerzas de seguridad y que ayer tildó de "injusto" el veredicto del jurado.

Duggan, padre de seis hijos y de origen afrocaribeño, falleció el 4 de agosto de 2011 en un suceso en el que un agente resultó herido, lo que desató una ola de violencia en el humilde barrio de Tottenham, al norte de Londres.

En el momento del altercado estaba siendo seguido por agentes que creían que acababa de recoger un revólver de otro individuo, si bien la investigación oficial determinó ayer que no portaba un arma.

Tras su muerte a manos de la policía -calificada ayer de "ejecución" por su tía, Carole Duggan-, lo que comenzó como una protesta pacífica en Tottenham derivó en graves disturbios en otros barrios deprimidos de Londres y varios puntos de Inglaterra, que se saldaron con más de 3.000 detenciones y numerosos daños materiales.

El jurado del tribunal que investigó los hechos consideró ayer que la policía mató a Duggan sin que se produjera violación de la ley, un fallo que ha indignado a los residentes de Tottenham y en especial a la comunidad negra.

La abogada de la familia, Marcia Willis Stewart, dijo "no poder creer el veredicto": "no tenía ningún arma y a pesar de todo se le disparó, fue asesinado".

La muerte de Duggan está siendo investigada también por la Comisión independiente de quejas a la policía, que determinará si los agentes siguieron los procedimientos adecuados al matar al joven desarmado.

La diputada por el barrio londinense de Hackney -multicultural y que se vio afectado por los disturbios de 2011-, Diane Abbott, instó hoy a mejorar las relaciones de la policía con las minorías, incluidos los musulmanes, que se sienten discriminados y desfavorecidos por la ley.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha