eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Policía imputa a un joven de 18 años por el atentado en Londres

- PUBLICIDAD -
La Policía imputa a un joven de 18 años por el atentado en Londres

La Policía imputa a un joven de 18 años por el atentado en Londres

El joven de 18 años Ahmed Hassan ha sido acusado formalmente en relación con el atentado fallido del pasado 15 de septiembre en un vagón del metro de Londres, que causó 30 heridos leves, informó hoy Scotland Yard.

La Policía londinense precisó que Hassan, procedente de la población de Sunbury, a las afueras de la capital, está acusado de intento de asesinato, posesión de explosivos y de usar un compuesto químico conocido como TATP para causar una explosión.

Hassan, que fue detenido el pasado sábado en el puerto de Dover, en el condado de Kent (sureste de Inglaterra), comparecerá esta misma tarde ante la Corte de Magistrados de Westminster, en el centro de Londres.

El ataque frustrado se produjo el pasado viernes en un vagón de metro en la estación de Parsons Green, en una zona residencial del suroeste de la ciudad, en plena hora punta de la mañana.

La explosión se originó en un cubo blanco grande que contenía el material explosivo, y causó heridas leves a treinta personas debido a que el artefacto, de fabricación casera, sólo detonó parcialmente, de acuerdo con la Policía.

Scotland Yard detuvo a un total de seis sospechosos en conexión con el suceso, de los cuales dos, de 48 y 21 años, fueron puestos ayer en libertad sin cargos.

Suleman Sarwar, jefe del más joven -un refugiado sirio llamado Yahyah Farroukh-, ha pedido a la Policía que se disculpe por la detención del chico, cuya madre, que vive en Egipto, sufrió un ataque al corazón al enterarse de la noticia, explicó.

Sarwar, que regenta un establecimiento de comida rápida en Hounslow, en el oeste de Londres, dice que ha recibido amenazas, comentarios racistas y todo tipo de abusos desde el arresto de Farroukh el pasado fin de semana.

Actualmente permanecen bajo custodia otros tres hombres, de 25, 30 y 17 años, respectivamente, a los que la Policía deberá imputar o dejar en libertad en las próximas horas.

La Policía Metropolitana de Londres continúa los registros en un domicilio del condado de Surrey, de donde procedía el acusado, que vivía con una familia de acogida, y otros dos en Newport, en Gales, donde se produjeron otras detenciones.

Tras el atentado, el Reino Unido elevó a "crítico", el más alto, el nivel de alerta terrorista, pero posteriormente, el domingo 17 de septiembre, lo redujo a "grave", lo que significa que un atentado es ahora "altamente probable" pero no "inminente".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha