eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Presidente asturiano defiende a su consejera de Bienestar Social y niega presiones para que dimitiera

El presidente del Gobierno asturiano, Javier Fernández, ha defendido la dimisión de la exconsejera de Bienestar Social, Esther Díaz, en defensa de su dignidad personal y ha descartado que tomase la decisión a petición del Ejecutivo. Ha pedido también que se mire "dónde ha puesto el listón" el Partido Socialista, remitiéndose a este caso, y a la destitución del director general de la Administración Local, Francisco José Balmori, tras su imputación en el caso Aguagest.

- PUBLICIDAD -
Presidente asturiano defiende a su consejera de Bienestar Social y niega presiones para que dimitiera

En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el responsable del Ejecutivo autonómico ha dejado claro que Díaz no se va por haber cometido una ilegalidad ni por ocultar datos, sino por que "no está dispuesta a sumir más el deterioro de su dignidad profesional y familiar". Díaz presentó su dimisión este lunes, tras la polémica surgida al conocerse que participaba en el accionariado de una empresa que ha prestado servicios en varias obras de su Consejería.

El jefe del Ejecutivo autonómico ha señalado que en el caso de la consejera no ha habido ningún incumplimiento, ni de la Ley de Contratos ni de la Ley de Incompatibilidades, y que dimite "no por ocultación de información u opacidad, sino porque no está dispuesta a asumir el deterioro de su dignidad profesional y familiar". Ha contradicho de esta forma a Foro Asturias, partido que sostiene que sí se incumplen la normativa legal. Ha retado a esta formación a acudir a los tribunales si así lo considera oportuno. De hecho a dicho que le extraña "que no lo haya hecho ya", dando a entender que se trata de una práctica habitual de la formación liderada por Francisco Álvarez Cascos.

El presidente ha defendido la actuación de su partido, tanto en la dimisión voluntaria de Díaz como en la destitución de Balmori. "Que miren dónde estamos colocando el nivel de exigencia en el Partido Socialista", ha apuntado. "Esto no ha ocurrido con otros partidos ni con otros imputados", ha añadido, comentando que se trata de "una doctrina genuina de Asturias".

Por último ha agradecido la labor de Díaz, "que ha sido una buena consejera". Preguntado por los periodistas, ha negado que la consejera actuara sometida a ninguna presión ni a petición del Gobierno. "Yo no le pedí nada. Ella quiso dar la cara", ha remachado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha