eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Presos de ETA emprenden la vía judicial para pedir su traslado a cárceles vascas y denunciar "vulneración de derechos"

Medio centenar de reclusos comienzan esta segunda fase con la reclamación de acercamiento a la cárcel de Zaballa

- PUBLICIDAD -

Los presos de ETA han decidido emprender la vía judicial para reclamar su traslado a cárceles vascas y denunciar "vulneraciones" de derechos humanos y penitenciarios, después de que las peticiones que realizaron ante Instituciones Penitenciarias hayan sido denegadas, según han informado a Europa Press fuentes cercanas a los reclusos.

Los escritos se presentarán de forma indivualizada ante el Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria, en principio, por medio centenar de reclusos que solicitarán su traslado a la prisión de Zaballa, en Álava, para, posteriormente, ir haciendo lo mismo el resto de los presos.

Al optar por este nuevo camino, los reclusos de ETA esperan que pueda haber una respuesta "más objetiva e independiente" por parte de los tribunales a sus reclamaciones que la recibida por Instituciones Penitenciarias, dependiente del Ministerio del Interior.

Además, esto permitiría que, en caso de que se les denieguen sus solicitudes, la decisión se pueda recurrir a instancias superiores e, incluso, se pueda llegar al Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

La posibilidad de recurrir al Tribunal de Estrasburgo ya era barajada por el colectivo de presos del EPPK, en caso de que hubiera, por parte de prisiones, una respuesta "insatisfactoria" a las peticiones individualizadas que pensaban realizar los reclusos.

El proceso para presentar estas solicitudes se inició después de la declaración del EPPK del 28 de diciembre de 2013 en la que señalaba que los reclusos podrían aceptar que su "proceso de vuelta a casa", es decir, su "excarcelación y traslado a Euskal Herria", se hiciesen "utilizando cauces legales", aun cuando ello "implícitamente" conllevara "la aceptación de la condena".

Tras señalar que compartían "que, tanto la ley como su aplicación cumple una función esencial de cara al futuro, ya que han de ser utilizadas para fortalecer los pasos que hayan de darse", aseguraban que estaban "dispuestos, dentro de un plan de actuación global, a estudiar y tratar la posibilidad de que el proceso" que culmine con su "vuelta a casa, se efectúe de manera escalonada, mediante compromisos individuales y en tiempo prudencial".

En el mes de febrero, el colectivo de presos de ETA anunció que iba a poner en marcha una campaña para pedir el acercamiento de los reclusos a través de peticiones individuales ante la Administración penitenciaria. A partir de entonces, comenzaron a plantearse las solicitudes, empezando por los enfermos y los que llevaban más años en la cárcel, para proseguir escalonadamente hasta extenderse a los casi 500 reclusos de la banda internos en cárceles de los Estados español y francés.

Este proceso culminó en junio y todas las peticiones fueron denegadas bajo el argumento de que ETA no se había disuelto y los presos seguían "vinculados" a la banda desde la prisión, según informaron los abogados de los reclusos.

SEGUNDA FASE

Después de concluida esta primera fase, los presos han decidido "dar un salto cualitativo" en su estrategia y recurrir a la vía judicial para reiterar su petición de traslado a cárceles vascas. Los escritos van acompañados de "quejas" sobre "la vulneración" de sus "derechos".

Un total de 50 presos serán los primeros en formalizar sus solicitudes ante el Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria, órgano competente para analizar los escritos. Posteriormente, irán haciéndolo el resto de reclusos.

Se trata de peticiones individualizadas en las que, además, cada recluso explica su "actual situación y su historial de dispersión", especificando sus traslados a diferentes cárceles alejadas de su lugar de origen.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha