eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Príncipe preside la reunión bianual de la orden militar de San Hermenegildo

- PUBLICIDAD -
El Príncipe preside la reunión bianual de la orden militar de San Hermenegildo

El Príncipe preside la reunión bianual de la orden militar de San Hermenegildo

El Príncipe de Asturias ha presidido hoy la reunión bianual del Capítulo de la Orden de San Hermenegildo, creada hace doscientos años para premiar conductas militares ejemplares, tras imponer condecoraciones a representantes de los tres Ejércitos y de la Guardia Civil.

Pese al tiempo inestable y a ratos lluvioso, finalmente se ha podido celebrar la tradicional ceremonia previa en la Lonja del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, donde, después de los honores a cargo de un batallón de la Guardia Real, don Felipe ha pasado revista a las tropas y ha presidido la ofrenda de una corona de laurel ante el monumento a los que han dado su vida por España.

Este año no han sobrevolado el monasterio los aviones de la "Patrulla Águila" durante el posterior desfile militar, en el que el Príncipe ha estado acompañado por los jefes de Estado Mayor del Ejército de Tierra, Jaime Domínguez Buj; del Aire, Francisco Javier García Arnáiz, y de la Armada, Jaime Muñoz-Delgado, así como por el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa.

También en la Lonja, antes de la misa oficiada en la basílica por el arzobispo castrense, Juan del Río, don Felipe ha impuesto ascensos y condecoraciones a representantes de los tres Ejércitos y de la Guardia Civil ante miembros de la Orden de San Hermenegildo, sus familiares e invitados de varias órdenes militares, de la nobleza y de la diplomacia.

La cruz de San Hermenegildo se otorga a los veinte años de servicio, la encomienda a los veinticinco y la placa a los treinta, en tanto que la gran cruz está reservada a generales y oficiales.

Don Felipe, que vestía uniforme de teniente coronel del Ejército de Tierra, ha atravesado a continuación el Patio de Reyes y, junto al resto de autoridades, ha hecho su entrada en la basílica, donde el órgano del templo ha interpretado el himno nacional.

Tras la misa, el Príncipe ha presidido la reunión bianual -cuyas deliberaciones no se hacen públicas- del Capítulo de esta orden, creada en 1814 por Fernando VII para distinguir la constancia en el servicio y la intachable conducta de los militares de distintas graduaciones.

El soberano de esta orden es don Juan Carlos, quien continúa estos días sus tareas de despacho en el Palacio de la Zarzuela mientras avanza en su recuperación de la doble operación de hernia discal a que se sometió el pasado marzo.

La reaparición del Rey en un acto militar fuera de la Zarzuela tendrá lugar el próximo sábado 1 de junio, cuando presidirá, acompañado por la Reina y los Príncipes, el homenaje a los que dieron su vida por España organizado por el Ministerio de Defensa en la madrileña Plaza de la Lealtad, en el marco de las celebraciones por el Día de las Fuerzas Armadas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha