eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los costes del Programa Mundial de Alimentos crecieron un 140% en los últimos siete años

- PUBLICIDAD -
Los costes del Programa Mundial de Alimentos crecieron un 140% en los últimos siete años

Los costes del Programa Mundial de Alimentos crecieron un 140% en los últimos siete años

Los costes del Programa Mundial de Alimentos (PMA) crecieron en los últimos siete años un 140 por ciento a causa de crisis humanitarias cada vez más complejas en las que el conflicto y la violencia son un factor esencial.

Así lo demuestra un nuevo informe publicado hoy por el PMA, "Asistencia Alimentaria Mundial 2017", que revela como los gastos en asistencia alimenticia en 2009 fueron de 2.200 millones de dólares, mientras que los de 2016 ascendieron a 5.300 millones de dólares.

Este marcado aumento se debe a crisis duraderas y de amplio espectro como la guerra en Siria y en Yemen, o la lucha contra el grupo yihadista Boko Haram en Nigeria.

De hecho, el incremento en los costes se debe a la inseguridad y a la falta de acceso a las comunidades más necesitadas.

El informe muestra como "los altos niveles de inestabilidad" en la mayoría de los 80 países en los que el PMA opera subieron los costes de las operaciones en 2015 en 2.240 millones.

Asimismo, la falta de acceso a las personas más necesitadas aumentó el gasto en 997 millones.

El informe demuestra como el gasto se reduciría y, sobre todo, como habría dinero disponible para atajar otras crisis, si los conflictos acabaran o, si al menos, los beligerantes permitieran la entrada de asistencia humanitaria sin trabas.

El ejemplo más claro es el del uso del transporte aéreo e incluso de lanzamientos de comida desde aviones que no aterrizan, en lugar de utilizar camiones con mucha más capacidad, por la imposibilidad de transitar las carreteras a causa de la inseguridad.

El 40 por ciento de todo el gasto humanitario en el mundo se dedica a asistencia alimentaria, que no es lo mismo que entrega de comida, como explicó en rueda de prensa Steven Were Omano, director de política del PMA y coautor del informe.

"No sólo entregamos alimentos, sino que enseñamos a usarlos, a almacenarlos, a producirlos, a mejorar el sistema global", afirmó Omano.

El informe revela que si los sistemas de producción y, transformación y distribución de comida de los países mejorase, otros 440 millones de dólares podrían ahorrarse anualmente.

Al mismo tiempo, tanto para alimentar, como para mejorar un sistema alimentario se necesitan fondos, y si bien las aportaciones internacionales han aumentado considerablemente en los últimos años, no lo han hecho al nivel necesario.

Entre 2013 y 2016 las aportaciones de los donantes al PMA fueron una media de 5.100 millones cada año, hasta el récord de 5.890 millones en 2016.

Sin embargo, no se lograron paliar las necesidades, por lo que la brecha entre lo que se necesitaba y lo que se obtuvo en 2015 se situó en 3.160 millones de dólares y en 2016 en 2.680 millones.

Para este año, el PMA estima que necesitarán 9.100 millones de dólares para dar 21.500 millones de raciones de comida a 85 millones de personas en 77 países.

Con respecto a los cuatro países que están al borde de la hambruna, el PMA ha obtenido el 65 por ciento de 76 millones de dólares que se necesitan en Nigeria; el 49 % de los 257 millones para Somalia; el 33 % de los 102 millones para Sudán del Sur; y el 37 % de los 323 millones para Yemen.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha