eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Queman ocho autobuses en Bizkaia en un sabotaje de "apoyo" a presos de ETA

- PUBLICIDAD -
Queman ocho autobuses en Bizkaia en un sabotaje de "apoyo" a presos de ETA

Queman ocho autobuses en Bizkaia en un sabotaje de "apoyo" a presos de ETA

Desconocidos han quemado esta madrugada en Bizkaia ocho autobuses de la empresa de transporte público Bizkaibus, en un sabotaje provocado para reivindicar la libertad del preso etarra Ibón Iparagirre, que está enfermo.

El fuego ha prendido sobre la una de la madrugada en los autobuses aparcados, vacíos, en las cocheras que la empresa Acha, concesionaria de Bizkaibus tiene en el polígono industrial de Ugaldeguren (Derio, Bizkaia), cercano a Bilbao.

Siete autobuses han quedado completamente calcinados y otro parcialmente quemado, y los bomberos han tenido que trabajar hasta las cinco de la madrugada para extinguir las llamas.

Tras examinar la zona, la Ertzaintza ha encontrado una garrafa de gasolina, restos de un petardo usado para provocar el fuego y pasquines que reclamaban la puesta en libertad de Ibon Iparagirre, preso de ETA enfermo.

Un vecino de la zona ha explicado que hubo "una humareda bastante potente", y que "se oía cómo iban estallando las ruedas, los depósitos y los cristales, uno a uno, hasta que llegaron los bomberos".

Según ha detallado, pasaron algo de inquietud por si cambiaba el viento y el fuego pasaba a afectar a la maleza próxima, pero el viento no varió y no hubo peligro para las casas cercanas.

Según fuentes de la Diputación, de la que depende Bizkaibus, el coste total de los autobuses quemados es de dos millones de euros. El precio mínimo de cada autobús es de 250.000 euros, aunque es mayor en algunos modelos.

Ahora, la Diputación de Bizkaia trabaja con la empresa para que el servicio de Bizkaibus en la comarca Txorierri-Munguialdea, donde operaban los autobuses quemados, no se vea afectado por el incendio.

Se tratará de que autobuses de otras concesiones presten servicio en las líneas afectadas, porque para la compra de nuevos autobuses el plazo mínimo es de seis meses, entre la convocatoria del concurso público y la compra.

Tras conocer el sabotaje, el Gobierno Vasco, la Diputación de Bizkaia, y partidos como PNV, PSE o UPyD lo han condenado. "El hecho de pensar que la quema de bienes y los perjuicios derivados para un servicio público pueda beneficiar a la situación de gravedad de un preso enfermo es un sinsentido absolutamente condenable", ha afirmado el ejecutivo de Iñigo Urkullu en un comunicado.

Por su parte, el partido de la izquierda abertzale Sortu ha expresado su "rechazo" a la quema de los autobuses. En una escueta nota, ha opinado que "este ataque se enmarca fuera de la estrategia de la izquierda abertzale y sólo beneficia a aquellos que pretenden perpetuar el conflicto, es decir, a aquellos que vulneran a diario los derechos de los presos".

Hace poco más de un año, el 21 de agosto del 2014, se produjo un ataque similar que quemó cinco autobuses en el municipio de Loiu (contiguo a Derio), que fue reivindicado por un grupo a través de un correo electrónico anónimo, un ataque con el que también se reclamaba la excarcelación de los presos de la organización terrorista enfermos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha