eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La RAG apela la voz crítica de Vidal Bolaño y lanza un mensaje a los mercados

- PUBLICIDAD -
La RAG apela la voz crítica de Vidal Bolaño y lanza un mensaje a los mercados

La RAG apela la voz crítica de Vidal Bolaño y lanza un mensaje a los mercados

Xesús Alonso Montero ha recurrido al artificio para el cierre de la sesión plenaria extraordinaria pública de la Real Academia Galega, con motivo del Día das Letras, y ha apelado a la "voz crítica" del homenajeado este año, el dramaturgo Roberto Vidal Bolaño, una característica que le ha servido para lanzar un mensaje a los denominados "mercados".

"Elecciones planetarias", ha reivindicado Alonso Montero desde el compostelano Teatro Principal, entre quienes "estén a favor" y "en contra" de los mismos, porque en este "tiempo mayúsculo", merced a la crisis económica, el mercado es "implacable" y "tenebroso".

"Los dramaturgos nos van a liberar" de su "tiranía", ha defendido, porque los dirigentes ante la confusión "no saben qué hacer". Por ello, ha celebrado el presidente de la RAG que en la historia del teatro gallego haya una "voz crítica" como era la de Vidal Bolaño, que parece "fácil decirlo" pero hay voces que no lo son, "y quien no lo sea no merece el apelativo de intelectual".

La académica Margarita Ledo se colocó la nariz roja de payaso, en honor a esa imagen icónica del homenajeado, y trajo a colación el ensayo 'Discurso sobre el hijo de puta', del portugués Alberto Pimenta, un gesto que le agradeció Alonso Montero porque este autor levantó con la mencionada obra "la espada de su denuncia".

Ledo centró su intervención en un análisis minucioso de esos individuos eternos, los hijos de puta, porque los métodos cambian pero la esencia permanece.

Euloxio Ruibal reparó en las notas de ese humor "frívolo", en ocasiones, y siempre "retranqueiro" (con sarcasmo) de Vidal Bolaño, aparte de disertar sobre 'Días sen gloria' y 'Doentes', ésta última con una peculiar peregrinación tan magistralmente contada por Vidal Bolaño y esa Compostela "poseída" por la locura y la bruma, con un clima "fantasmagórico y de misterio".

Vidal Bolaño, subrayó, es de "esos excelsos escritores teatrales gallegos de todos los tiempos".

Francisco Fernández Rei recordó que la última vez que vio a Roberto Vidal Bolaño, el dramaturgo, director y autor estaba sentado en la terraza de un café santiagués, el Rúa Nova, con su 'chapeu', un gorro que nunca abandonaba, y fumando.

Después, en contra de lo que Fernández Rei suele hacer, acudió a su entierro en el cementerio de Boisaca y cerca del panteón vio como todo lo cubría una bandera gallega, con la estrella roja, sobre la que recayó una nariz de payaso, que puso alguien, y un libro.

Vidal Bolaño era, apuntó, uno de esos "soñadores de una Galicia liberada, con el gallego como lengua normalizada".

Normalizar el uso de la lengua continúa siendo hoy, aunque ya no viva Vidal Bolaño, destacó, un desafío. "Él era un payaso incómodo que redactó, dirigió e interpretó".

El presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, presidió este acto institucional, que se celebra cada año con motivo del 17-M, y entre los asistentes estaban, entre otros, el conselleiro de Educación y Cultura, Xesús Vázquez Abad; el secretario xeral de Cultura, Anxo Lorenzo; la presidenta del Parlamento, Pilar Rojo; el delegado del Gobierno, Samuel Juárez, y el alcalde de Santiago, Ángel Currás.

A Vázquez Abad se dirigió Alonso Montero y celebró su idea de una serie de encuentros con el mundo teatral para celebrar los cuarenta años de Abrente, denominado también Xeración Abrente o Grupo de Ribadavia.

La anécdota del día la marcó el propio presidente de la RAG, al agradecerle a Juan Casares Long su presencia y referirse a él como "el secretario" de la universidad de la que él mismo forma parte.

Avisado de su error, lo corrigió, y ensalzó con una sonrisa, y tras disculparse, la tarea de Casares Long como rector de la Universidad de Santiago de Compostela.

El equívoco provocó sonrisas en el auditorio, en el que también estaba el secretario general del PSdeG, Pachi Vázquez, al que Alonso Montero saludó como Manuel, y luego especificó que era más conocido como 'Pachi'.

Para la clausura de este evento, que fue seguido por varios familiares de Vidal Bolaño, representantes del mundo de la cultura y gente llegada de diferentes puntos de Galicia, el gaiteiro compostelano David Canto interpretó el himno gallego.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha