eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rajoy enfría la reforma de la Constitución ante la falta de consenso y los peligros que conlleva un referéndum

Asegura que el PP estaría dispuesto a una reforma "razonable", pero avisa que antes habría que fijar con "claridad" lo que no se tocará

- PUBLICIDAD -
Rajoy enfría la reforma de la Constitución ante la falta de consenso y los peligros que conlleva un referéndum

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este martes que el Partido Popular está "siempre dispuesto a considerar cualquier reforma" de la Constitución que "sea razonable", pero ha defendido que antes se fije con "claridad" lo que no se toca. Según ha dicho, éste no es un asunto para "ocurrencias" ni para "frivolizar", sino para "hacer las cosas muy bien" como en 1978, manteniendo el "espíritu de consenso" que se fraguó entonces.

Así lo ha asegurado públicamente Rajoy a su llegada al Congreso de los Diputados para participar en el 38 aniversario de la Carta Magna. Después, en una charla informal con los periodistas, se ha mostrado aún más cauto y ha enfriado la posibilidad de abrir en este momento esa modificación dada la composición de la Cámara Baja.

De hecho, se ha remitido al referéndum convocado en Italia sobre la reforma constitucional y que ha acabado con la dimisión del primer ministro, Mateo Renzi. "¡Ahora voy a convocar yo un referéndum!", ha proclamado Rajoy con ironía ante los periodistas.

NO BASTA CON PP, PSOE Y C's

Lo sucedido en Italia ha estado presente en los diferentes corrillos de la fiesta de la Cámara Baja y, en las filas del Gobierno y del PP se ha puesto el acento en los peligros que conlleva un referéndum, dado que abrir esa vía aconseja contar con Podemos y, a ser posible, también con los nacionalistas.

En España, si la reforma de la Constitución afecta al título preliminar (la definición de España), los derechos fundamentales o la Corona, es obligatorio celebrar un referéndum e incluso disolver las Cortes para que un nuevo Parlamento revalide la reforma. En el resto de temas, el referéndum es posible siempre que lo pida el 10 por ciento de una Cámara, lo que en el Congreso supone solo 35 diputados.

El propio Rajoy ha admitido en una charla informal con los periodistas que para reformar la Ley fundamental no puede haber solo un pacto de PP y PSOE, sino que se necesita una mayoría tan amplia y un nivel de consenso como el que hubo en 1978. "No se puede reformar la Constitución sin una inmensa mayoría", ha dicho Rajoy.

A su entender, la pregunta que hay que hacerse es qué se quiere reformar, una idea que ha repetido constantemente en esta jornada. Preguntado en un par de ocasiones qué cree el PP que habría que reformar, el jefe del Ejecutivo no ha contestado.

"LO QUE HAY QUE PRESERVAR"

En sus declaraciones públicas, Rajoy ha explicado que si hay que cambiar las "normas de convivencia" hay que tener en cuenta qué se quiere reformar y conocer cuál sería "es final" de la comisión parlamentaria que en el supuesto de que se cree en el Congreso.

"Éstas cosas conviene hablarlas y pactarlas", ha enfatizado, para añadir que la Carta Magna de 1978 es el "pacto más importante" que se ha hecho en 40 años y "es importante saber qué se va a tocar y qué no se va a tocar".

El jefe del Ejecutivo ha defendido "fijar con claridad qué es lo que hay que preservar" y, en este punto ha citado la unidad de España, la soberanía nacional, la igualdad de los españoles, los derechos y libertades fundamentales, la pertenencia a Europa y los pilares básicos del Estado del Bienestar como la educación, las pensiones y la sanidad.

"Creo que todo eso hay que preservarlo porque son pilares básicos de la convivencia en los que estamos de acuerdo todos. A partir de ahí, evidentemente se puede hablar, pero creo que debemos ser prudentes y saber claramente qué es lo que queremos modificar y qué es lo que no queremos modificar", ha enfatizado.

"NO FRIVOLIZAR" Y MANTENER EL "ESPÍRITU DE CONSENSO"

Así, Rajoy ha subrayado que hay "algunas operaciones en la vida", como la reforma constitucional, en las que "conviene conocer el principio y también el final". En su opinión, éste no es un asunto para "ocurrencias, historias o para frivolizar" sino para "hacer las cosas muy bien" como en 1978.

"La Constitución es el pacto más importante que se ha hecho en España entre españoles a lo largo de estos últimos 40 años. En aquel momento, la inmensa mayoría de los españoles aparcaron sus diferencias y decidieron acordar unas normas de convivencia", ha subrayado, para recalcar que ese texto ha proporcionado a España la etapa de mayor progreso de su reciente historia.

Por todo ello, ha afirmado que se trata de que ese "espíritu de consenso, acuerdo y diálogo" que presidió entonces las relaciones entre los distintos partidos se pueda plasmar también en esta legislatura, en la que, según ha dicho, la composición de la Cámara es "muy diferente" a otras legislaturas del pasado porque el partido mayoritario está lejos de la mayoría absoluta.

Sin embargo, ha señalado que eso no debe ser un "obstáculo" para trabajar sino una "magnifica oportunidad" para trabajar "todos conjuntamente". En este sentido, ha dicho que el PP está dispuesto a "considerar cualquier planteamiento de reforma" constitucional que sea "razonable" pero dejando claro de antemano qué se quiere reformar y qué temas se tratarán y cuáles no en esa posible reforma.

NO HA HABLADO CON RENZI, PERO PREVÉ HACERLO CON HOLLANDE

En la charla informal, los periodistas han preguntado al presidente el Gobierno si ha tenido oportunidad de hablar con Renzi, que este lunes anunció que dimitiría tras perder el referéndum, y ha señalado que no lo ha hecho.

Sí que ha anunciado que tiene previsto conversar con el presidente francés, François Hollande, --con el que mantiene una buena relación--, una vez que éste ha anunciado que no se presentará a la reelección en las presidenciales en Francia. Además, y a preguntas de los informadores, ha indicado que ha mandado una carta de felicitación al presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.

Rajoy ha estado acompañado por varios de sus ministros en el homenaje de la Constitución: Soraya Sáenz de Santamaría (vicepresidenta), María Dolores de Cospedal (Defensa), Juan Ignacio Zoido (Interior), Méndez de Vigo (Educación y Cultura y portavoz del Gobierno), Cristóbal Montoro (Hacienda), Isabel García-Tejerina (Agricultura), Fátima Báñez (Empleo) y Dolors Monserrat (Sanidad).

Al término del acto de homenaje y la recepción posterior, el propio Rajoy ha escrito el siguiente mensaje en su cuenta de Twitter, acompañado de una foto saludando al presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández: "Con mesura, diálogo y anteponiendo los intereses de los españoles, podemos lograr acuerdos que beneficien a todos".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha