eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rajoy no se plantea cambios ni en el Gobierno ni en el PP para recuperar el pulso tras la corrupción y problema catalá

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no se plantea cambios ni en su Ejecutivo ni en el Partido Popular para recuperar el pulso político tras los últimos escándalos de corrupción que han afectado a cargos de su formación y la situación abierta en Cataluña con la jornada del 9 de noviembre.

- PUBLICIDAD -
Rajoy no se plantea cambios ni en el Gobierno ni en el PP para recuperar el pulso tras la corrupción y problema catalá

"La respuesta es no", ha manifestado tajante Rajoy en una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa al ser preguntado si, ante la profunda preocupación que hay en el PP tanto por Cataluña como por los recientes casos de corrupción, considera que es el momento de hacer algún tipo de cambio en el partido o el Gobierno para dar un nuevo impulso político a su gabinete, como demandan en privado algunos dirigentes 'populares'.

En las últimas semanas los cargos del PP han asistido a un goteo de casos de corrupción que han afectado a miembros del partido. Así, a la reaparición judicial de la trama Gürtel o los 'papeles de Bárcenas', se ha sumado el caso de las tarjetas opacas de Caja Madrid o la operación contra el exconsejero de la comunidad de Madrid Francisco Granados.

Esas noticias han sumido en el desánimo a numerosos dirigentes del partido, que, hace dos semanas, manifestaron a Europa Press la conveniencia de que Mariano Rajoy tome la iniciativa con un "gesto interno" para recuperar el pulso y reforzar la imagen de la formación. Según esas fuentes, es necesario impulsar el partido para insuflar aliento en las filas del PP y presentarlo como una formación "renovada" que concurre a los comicios con el mensaje de ser un partido "limpio".

COSPEDAL YA RECHAZÓ ESOS CAMBIOS INTERNOS

Si Rajoy ha rechazado hoy esos cambios internos, hace diez días lo hizo la propia secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, al asegurar en rueda de prensa que su partido no se plantea cambios internos en la dirección nacional. De hecho, dijo entonces que el PP está actuando "con mucha claridad", adoptando "medidas contundentes" y que el partido no podía "meter a la gente en la cárcel".

Cospedal no ocultó su malestar ante el hecho de que esos cargos del PP hablen desde el anonimato y no den la cara públicamente. "Me gustaría que esos comentarios fueran directos. Creo que tienen mucho de cobardía y las cosas como todo en la vida hay que decirlas a la cara. De los comentarios anónimos tengo que fiarme lo justo", zanjó.

En medio de ese debate interno, el propio Rajoy decidió dar un paso adelante el pasado sábado en Cáceres. Así, prometió tomar la iniciativa contra la corrupción y avanzó que tomará medidas hasta el final de la legislatura para que prácticas irregulares como las que se han conocido acaben siendo "anécdotas" en la vida del país.

Es más, el jefe del Ejecutivo adelantó que el próximo 27 de noviembre comparecerá en el Congreso de los Diputados para explicar las iniciativas contra la corrupción que está promoviendo su Gobierno, como la ley de control económico-financiero de los partidos y otra relativa al régimen de altos cargos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha