eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rajoy recorre las calles de Huércal-Overa (Almería) en un ambiente distendido tras la elaboración de las listas

El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, ha visitado el municipio almeriense de Huércal-Overa, donde, acompañado por una nutrida representación de su partido, ha dado un paseo por las principales calles en el marco de una precampaña que seguirá pueblo a pueblo y en la que mostrará su lado más cercano con los vecinos, con los que este sábado se ha hecho fotografías y a quienes ha escuchado en sus demandas.

- PUBLICIDAD -
Rajoy recorre las calles de Huércal-Overa (Almería) en un ambiente distendido tras la elaboración de las listas

El líder del Ejecutivo ha llegado puntualmente a su cita con el alcalde del municipio, Domingo Ramos (PP), en la plaza de abastos de la localidad, gobernada por el PP con mayoría absoluta. Acompañado por el vicesecretario de Autonomías y Ayuntamientos, Javier Arenas; el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, y el presidente del PP de Almería, Gabriel Amat, entre otros cargos, Rajoy ha saludado distendidamente a los miembros de la corporación y ha entrado en el recinto comercial donde ha sido recibido por una multitud entre aplausos.

En su camino, Rajoy ha saludado brevemente a los periodistas, con quienes ha bromeado sobre la reciente confección de las listas de su partido y en el mismo tono ha asegurado que este asunto ha estado "chupado". A continuación ha seguido su recorrido por la plaza y se ha detenido en un aula infantil de gastronomía, donde varios niños le han ofrecido un crujiente de parmesano con guacamole, gulas y tallarines de pimiento verde.

De esta manera, el líder de los populares se ha dejado fotografiar con los clientes de la plaza entre puesto y puesto, a los que ha accedido para comprobar la calidad de los aceites, jamones y panes que se ofertaban en cada uno de los comercios de la planta baja. Asimismo, ha aceptado un tapete con su nombre que le han ofrecido en un establecimiento de artesanía y que se ha guardado en el bolsillo de su chaqueta.

Tras realizarse un retrato con los comerciantes, quienes lo han despedido con más aplausos y vítores, el presidente ha seguido su camino por las principales calles del pueblo en dirección a la Iglesia de la Asunción, si bien ha sido continuamente requerido por los vecinos, quienes le han trasladado su apoyo de cara a los próximos comicios. "Vamos a volver a ganar", le han repetido en varias ocasiones los huercalenses.

Antes de acceder al templo, cuyo umbral ha atravesado a las 11,00 horas en punto al repique las campanas de la iglesia, Rajoy se ha detenido brevemente para contemplar la estatua del Cura Valera, declarado virtuoso hijo del municipio.

"EN EL ABORTO NOS HA FALLADO UN POQUITO"

Acompañado por miembros del PP andaluz, aunque con la ausencia del presidente del PP-A, Juanma Moreno, Rajoy se ha dirigido hasta el altar para contemplar con detalle el retablo y la imagen de la virgen que da nombre al templo. Asimismo, ha sido requerido por varias feligresas, quienes les han reclamado que siga trabajando por la iglesia y una legislación más dura en cuanto al aborto.

"En el aborto nos ha fallado un poquito, eso ha sido lo malo, pero vamos a seguir trabajando", le ha confesado una vecina, quien ha asegurado que tenía una "espinita clavada" al respecto. Rajoy ha seguido su visita por la iglesia, donde ha firmado el libro de honor de la Hermandad Nuestro Padre Jesús Nazareno, conocidos como 'Los Moraos', a quienes ha felicitado por su 150 aniversario y la imagen de Salzillo que conservan.

Tras esto, Rajoy ha afrontado la recta final de su visita, en la que se ha detenido en la mesa de cuestación de la Asociación de Alzheimer de Huércal-Overa ubicada en la plaza aneja a la iglesia, donde decenas de personas con camisetas verdes le han explicado brevemente su labor así como la carrera popular en favor de su causa, que se celebra este sábado.

Acto seguido, el presidente ha encarado la calle Santo Sepulcro hasta la sede del PP de Huércal-Overa, donde ha sido recibido al grito de "presidente". Así, se ha hecho 'selfies' con los vecinos, muchos de los cuales le han manifestado su sorpresa por su estatura. "Los tacones que llevo", ha bromeado Rajoy con unas vecinas durante su paseo, en el que no ha dejado de sonreír y saludar a quienes se le aproximaban para estrecharle la mano o darle dos besos.

Rajoy ha finalizado su paseo de precampaña en Almería en el Ayuntamiento de Huércal-Overa tras una hora y cuarto de recorrido. Allí ha firmado el Libro de Honor y se ha despedido de las autoridades locales para poner rumbo a Lorca (Murcia), donde va a clausurar el XIII Congreso regional de NNGG.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha