eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rajoy-Obama, jamón versus "emanems"

- PUBLICIDAD -
Rajoy-Obama, jamón versus "emanems"

Rajoy-Obama, jamón versus "emanems"

Quince años sin que un presidente estadounidense pisara el Palacio de la Moncloa bien merecía que Barack Obama saliera hoy de la sede la Presidencia del Gobierno con un jamón bajo el brazo.

Ese es el obsequio que le ha hecho Mariano Rajoy con motivo del encuentro que ambos han mantenido en el marco de la visita que ha realizado el presidente estadounidense en la parte final de su mandato.

Se trata de un buen ejemplo de la "Marca España", regalado en correspondencia a los elogios que ha dirigido hoy hacia el territorio en el que apenas ha estado 24 horas: "Es un país hermoso".

Y lo es por su comida (de la que se lleva una preciada muestra), su cultura y su hospitalidad, ha comentado en presencia de Rajoy y de los periodistas en el salón Tàpies de la Moncloa.

Ese ha sido el lugar elegido por el presidente del Gobierno para una conversación entre ambos de unos tres cuartos de hora y en la que también ha habido regalo de Obama a Rajoy: una caja de cristal con su firma y el escudo de la Casa Blanca.

La sala escogida es en la que comenzó esta semana a recibir a los dirigentes de los partidos en busca de su investidura, un asunto que ha estado muy presente en la cita de hoy.

Dejando bien claro que se trata de una cuestión interna, Obama ha destacado la trascendencia de que España cuente con un gobierno "estable y que funcione bien".

No le ha aportado Rajoy detalles de sus negociaciones, pero se ha mostrado optimista ante el presidente estadounidense trasladándole que espera que la responsabilidad de todos permita que España cuente pronto con un gobierno en plenitud de facultades.

Y a partir de ahí, reparto de elogios: de Obama a Rajoy y a todos los españoles por las medidas que están dando sus frutos para dejar atrás la crisis, y de Rajoy a Obama por su gestión y por ser un buen amigo de España y una persona comprometida.

Si el invitado a Moncloa no ha querido entrar a valorar qué pasaría si hubiera en España un gobierno con participación de populistas, tampoco el anfitrión ha entrado en el terreno de lo que podría pasar si Donald Trump se hiciera con la presidencia estadounidense.

En cualquier caso, ambos han apostado por el mantenimiento de unas buenas relaciones bilaterales contra viento y marea.

Obama piensa no descuidar su vínculo con España porque ha garantizado que volverá como expresidente junto a su familia.

Podrá entonces comprobar si sigue mejorando su comprensión del español, que hoy no se ha atrevido a utilizar en público pero que ha asegurado a Rajoy que entiende bastante gracias a que una de sus hijas lo ha estudiado y practica con ella.

Quizás el jamón (con jamonero y cuchillo para su corte incluidos) regalados hoy sean un acicate para que Obama regrese a España en un futuro no muy lejano. O tal vez sirvan para que, aunque sea en sus últimos meses como presidente, se replantee algún presente a otros líderes cuando los recibe en Washington.

Cuando el 13 de enero Rajoy le visitó en la capital estadounidense, Rajoy salió de la Casa Blanca con una pequeña caja de chocolates "emanems". Eso sí, con su firma. Jamón versus "emanems". No hay color.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha