eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rajoy destaca que líderes UE y África aborden las causas de inmigración porque "no caben fórmulas mágicas"

África se resiste a avanzar en retorno pero acepta más colaboración a cambio de un fondo de 1.878 millones El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha celebrado que la cumbre entre países de la UE y África celebrada en La Valeta se haya centrado en medidas para corregir las "causas de origen" de la migración y no solo acciones urgentes, porque, ha dicho, "no caben fórmulas mágicas ni ocurrencias" para frenar a largo plazo la llegada masiva de inmigrantes irregulares.

- PUBLICIDAD -

África se resiste a avanzar en retorno pero acepta más colaboración a cambio de un fondo de 1.878 millones

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha celebrado que la cumbre entre países de la UE y África celebrada en La Valeta se haya centrado en medidas para corregir las "causas de origen" de la migración y no solo acciones urgentes, porque, ha dicho, "no caben fórmulas mágicas ni ocurrencias" para frenar a largo plazo la llegada masiva de inmigrantes irregulares.

"La situación sigue siendo crítica y requiere una actuación conjunta, solidaria, responsable y a largo plazo de todas las partes implicadas. No caben fórmulas mágicas, ni caben ocurrencias, ni soluciones a corto plazo", ha declarado en una rueda de prensa al término de la cumbre birregional.

España ha expuesto en la reunión su modelo de cooperación con países como Marruecos, Senegal y Mauritania, como ejemplo de éxito para frenar la presión migratoria con medidas coordinadas con los países de origen y de tránsito.

"Los europeos tenemos que tener muy claro que mientras subsistan estas lacras, no dejarán de llegar a nuestras fronteras flujos masivos de inmigrantes", ha insistido el presidente del Gobierno.

Rajoy ha celebrado especialmente que, por primera vez, los socios de la UE y África hayan abordado "de manera nítida y clara" no solo el impacto inmediato de la crisis de los refugiados, "sino que vayamos al origen, que es mucho más importante y como se resuelven de verdad" los problemas.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea y de los países africanos han refrendado un plan de acción con medidas concretas que esperan poner en marcha a lo largo de 2016, por ejemplo aumentando las becas europeas a la formación de estudiantes e investigadores del otro continente o explorando la reducción de los costes de las remesas que envían los inmigrantes a sus familias.

También han expresado el compromiso común de avanzar en política de retorno y readmisión, una reivindicación que los europeos llevan como prioridad para negociar con los países terceros que admitan el retorno de sus ciudadanos o de otros países vecinos llegados a Europa de manera irregular.

A cambio, la Unión Europea ha constituido un fondo fiduciario para dar apoyo a África en su desarrollo económico y social y en la puesta en marcha de iniciativas que contribuyan a contener la inmigración. El fondo contará con una dotación inicial de 1.878 millones de euros, de los que 1.800 los aporta la Comisión.

Los Estados miembros han confirmado desembolsos bilaterales por valor de 78 millones de euros, pese a que el compromiso que anunciaron hace semanas fue el de participar con otros 1.800 millones de euros. España, al igual que la mayoría de gobiernos, han desembolsado 3 millones.

Rajoy ha admitido que se trata de una partida "menor", pero en su opinión lo relevante era constituir el fondo para que pueda empezar a financiar proyectos de cooperación y desarrollo, y no "aportar una cantidad" concreta.

"La aportación de 3 millones es puramente instrumental", ha añadido Rajoy, después de explicar que la Comisión Europea prevé poner a disposición de estos países "10.000 millones de euros hasta 2010".

El presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, ha estimado en 20.000 millones de euros la ayuda al desarrollo y cooperación que cada año aportan las arcas comunitarias y los Estados miembros a programas en África.

El presidente de ECOWAS, Desiré Kadré, ha aplaudido en una rueda de prensa la voluntad de "mutualizar los esfuerzos" y a la responsabilidad para controlar los flujos, aunque ha destacado que el compromiso de La Valeta debe ser "mejorado" y "sobre todo, aplicado".

CUMBRE UE

Al término de la reunión, los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea continúan reunidos en un almuerzo informal a 28 para discutir sobre la respuesta europea a la crisis de refugiados y buscar fórmulas para agilizar la puesta en práctica de las decisiones acordadas hasta ahora, por ejemplo la reubicación de 160.000 refugiados que hasta ahora sólo ha permitido el traslado de algo más de un centenar de personas.

Entre las claves de la agenda figura las relaciones con Turquía, con quien los Estados miembros quieren estrechar la cooperación, por ser la principal puerta de entrada a la UE de refugiados e inmigrantes económicos sin documentación.

El presidente del Gobierno ha adelantado que entre las opciones que se discutirán se mantiene "dar visibilidad" a las relaciones con Turquía y la flexibilidad en materia de visados que reclama Ankara, si bien Rajoy ha avisado de que para ello es necesario que la parte turca acepte acuerdos de readmisión de inmigrantes de terceros países.

El control de las fronteras tanto exteriores como interiores en la UE serán también tema probable de debate, aunque Rajoy ha indicado que no figuran formalmente en la agenda.

Suecia ha anunciado este jueves que reintroduce controles en su frontera y Alemania está a punto de agotar la última prórroga para mantener los controles sistemáticos en su entrada.

"La situación en Suecia y Eslovenia muestran con la máxima claridad la enorme presión que afrontan los Estados miembros", ha señalado Tusk, para quien no hay duda de que sin un control efectivo de las fronteras "no sobrevivirá Schengen".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha