eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rajoy asegura que su "adversario político más importante" es Pedro Sánchez

- PUBLICIDAD -

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado hoy que considera al líder socialista, Pedro Sánchez, su "adversario político más importante" el 20D y ha dicho que, aunque en esta campaña "todas las posibilidades están abiertas", espera que "el buen sentido inunde España antes y después de las elecciones".

En una entrevista en "Los desayunos de TVE", Rajoy ha destacado que los socialistas son su rival más fuerte, "como lo ha sido a lo largo de casi cuarenta años".

El presidente del Gobierno y candidato del PP a la reelección ha defendido los debates en televisión a dos, "el modelo clásico", por ser un formato "más vivo" y ha considerado que el candidato socialista se "confundió" al acudir al debate a cuatro porque "acabó peleándose con señores distintos a los que tenía que pelearse".

En este sentido, ha apuntado que espera que en el cara a cara que mantendrá el lunes con Sánchez no haya un "tono duro ni agresivo ni fuerte" porque "es una excelente forma de perder el tiempo".

Tras reconocer que no es fácil hacer un debate de este tipo -"no es lo mismo ir a tomar café con leche con amigos que ir a un debate", ha dicho-, Rajoy ha señalado que no tendrá ningún problema en hablar de corrupción en ese encuentro con el líder de la oposición.

Sobre los pactos que se podrían llevar a cabo tras el 20D, ha insistido en que aspira a ganar las elecciones y ha vuelto a garantizar que si no gana no intentará formar Gobierno.

"El que gane debe ser el que forme Gobierno. Es importante que tengamos una buena diferencia, porque una etapa de inestabilidad política no conduce a nada bueno", ha recalcado.

Ha dicho que espera que no se lleve a cabo ningún "tripartito" después de haber visto en otros sitios que acaban "como el rosario de la aurora" y se ha referido en concreto a los ayuntamientos.

En este sentido, Rajoy ha asegurado que si el PP gana las elecciones, una de las primeras medidas que llevará al Congreso para su aprobación en 2016 es una ley para que gobierne la lista más votada en los consistorios.

Tras afirmar que espera que no se produzca un tripartito, ha apostillado: "Espero que el buen sentido inunde España antes y después de las elecciones".

Ha señalado que en esta campaña "todas las posibilidades están abiertas" y que los ciudadanos "dudan" porque ven "muchos debates y partidos nuevos, que no se sabe qué van a hacer, ni quiénes son, ni qué equipos tienen", por lo que ha añadido que los candidatos "van a tener que esforzarse mucho para convencer a la gente".

Rajoy ha destacado que se siente "muy bien" en esta campaña y que de las que ha vivido hasta ahora es en la que está "más a gusto" tras haber tenido unos "años complicados" en los que ha estado volcado, ha dicho, en evitar el rescate y superar la crisis. "Me encuentro de buen humor", ha añadido.

Sobre una hipotética "operación Menina", consistente en hacer de Soraya Sáenz de Santamaría la próxima presidenta si es necesario el relevo de Rajoy y sobre "la operación salvar al soldado Sánchez", les ha restado importancia porque él está centrado en "ganarse la confianza de los españoles" y ha subrayado que son asuntos "divertidos que crean ambiente".

Aunque José María Aznar no participará en la campaña electoral, Rajoy ha dicho que el presidente de honor del partido "siempre tiene las puertas abiertas".

Sobre corrupción, el jefe del Gobierno ha incidido en que ha respondido en numerosas ocasiones por estos casos relacionados con miembros del PP, tanto en sede parlamentaria como en los medios de comunicación, y ha resaltado las medidas puestas en marcha por su gobierno en la legislatura.

En cualquier caso, ha asegurado que pondrá todo su empeño y hará "lo imposible y lo posible para que eso no se vuelva a repetir jamás" en España.

Sobre la posibilidad de endurecer las incompatibilidades de los parlamentarios, ha respondido que ya existen muchos supuestos. "A lo mejor había que impedir ser alcalde y diputado, pero tampoco podemos tener en el Congreso gente que no tenga ninguna relación" externa, porque "hacer cosas distintas enriquece y repercute en beneficio de todos", ha subrayado.

Aunque hace tiempo que no habla con el presidente catalán, Artur Mas, Rajoy ha asegurado que ha conversado con él "muchísimas horas", pero que "una cosa es negociar y otra que te pongan sobre la mesa un contrato de adhesión" y que resulta "complicado" tener una relación cordial con quien quiere irse de España.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha