eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rajoy arremete contra demagogos y "ventoleras ideológicas" que acabarían con la recuperación "en meses"

Subraya que la mejora no es fruto del "clima": "Ni los esfuerzos han sido inútiles ni los resultados se hubieran podido obtener por otro camino"

- PUBLICIDAD -
Rajoy arremete contra demagogos y "ventoleras ideológicas" que acabarían con la recuperación "en meses"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha advertido de que la recuperación económica está recién construida, "todavía es frágil" y "se puede deshacer como un azucarillo en el agua" si se expone a "demagogos" y a "ventoleras ideológicas o simplemente ventoleras", que podrían acabar con la recuperación "en unos pocos meses".

Rajoy ha querido, en el tramo final de su discurso en el Debate del estado de la Nación avisar de que "con demagogia no se mantiene el estado del bienestar", sino que "se destruye", pero no ha mencionado por su nombre a Podemos, a Ciudadanos o a ningún otro partido.

Así, ha tachado de "muy peligroso pensar que cabe una política social que no esté amparada por una sólida política económica", que se puede "levantar sobre hipotecas o, peor aún, que se puede salir adelante con el dinero ajeno".

"HABLAR ES GRATIS"

En esa línea, ha dicho que él podría decir "como hacen otros", que el salario mínimo se duplica esta tarde, que las pensiones aumentarán un 10% mañana por la mañana, que todo el mundo tendrá una vivienda subvencionada pasado mañana o que cada recién nacido recibirá mil euros". Hablar, ha proseguido, "es gratis", pero si se intenta cumplir ese programa se tardaría "seis meses, tal vez menos, en regresar a la ruina más descarnada".

"Si lo hiciera yo, sería un gesto de inconsciencia temeraria. Y, si lo hacen los demás, ¿qué es?", ha continuado, añadiendo que a los españoles hay que "decirles la verdad" que el Estado de bienestar "no lo regala nadie", sino que es inseparable de la "capacidad económica" y para eso hacen falta políticas razonables.

Por ello, también ha lanzado un aviso contra quienes siembran la idea de que España sale adelante "arrastrada por las circunstancias", a pesar del Gobierno y de los propios españoles, porque decir que la mejoría "ha venido sola" y que los esfuerzos de los ciudadanos "no han merecido la pena" o "se podían haber evitado" es "la mejor manera de preparar la tierra para que la siembren con éxito los demagogos".

"Ni los esfuerzos han sido inútiles ni los resultados se hubieran podido obtener por otro camino", ha proclamado, subrayando que la recuperación ha sido posible por sus políticas y porque "los españoles han aceptado sacrificios que era inevitables".

SERÍA "TEMERARIO" ESCUCHAR ALGUNAS VOCES

Según Rajoy, los españoles han tenido "sentido de la realidad" frente a las voces que les aconsejaban "el rechazo del esfuerzo" y afirmaban que "las cosas podían ir mejor en la dirección contraria". Por eso ha confiado en que tampoco les escuchen ahora, porque sería aún más "temerario" ahora que ya se ha "recorrido la parte más áspera del camino".

Para el jefe del Ejecutivo, España no ha mejorado "por casualidad" ni por "un cambio de clima económico, como dicen los que ya no se atreven a negarla", según ha dicho en alusión al principal partido de la oposición. "No es el clima, sino el esfuerzo bien orientado lo que marca las diferencias, las buenas políticas", ha defendido.

Así, aunque ha reconocido que ha habido circunstancias favorables como la caída del precio del petróleo, la bajada del euro o la compra de deuda por el BCE --y que el entorno internacional también es un riesgo--, ha destacado que el clima ha sido "el mismo para todos" pero España se ha puesto en condiciones de aprovecharlas mejor.

Antes, con el mismo clima que todos los demás, España era la que más retrocedía y la que más paro creaba en Europa", ha recordado. Por eso, cree que los resultados avalan sus medidas, igual que los "pésimos resultados de antes" dan cuenta de la calidad de los "procedimientos" que "hundieron" a España y pueden volver a hundirla "en el paro y en la ruina.

"QUE NO SE BUSQUEN REMEDIOS MÁGICOS"

Rajoy ha subrayado que sólo gracias a que se han recortado los intereses de la deuda se han podido mantener las prestaciones sociales, y "es bueno que esto se sepa, para que no se busquen remedios mágicos, ni se preste atención a quien se los quiera vender".

El jefe del Ejecutivo ha pedido prudencia "cuando está en juego el bienestar de todos" y ha avisado de que quien destruye empleo "está poniendo en tela de juicio el Estado del bienestar". "España no necesita voluntarismos mágicos, necesita empleo", ha manifestado.

"LO GANADO EN TRES AÑOS SE PUEDE PERDER EN POCOS MESES"

Así, ha dicho que para consolidar el crecimiento "es muy importante mantener la misma trayectoria con perseverancia" porque si no "todo lo ganado en tres años se puede perder en unos pocos meses".

Rajoy se ha marcado como objetivo conseguir crear otros tres millones de puestos de trabajo para alcanzar una cifra de 20 millones de empleos para tener algo de "desahogo" y "asegurar suficientes ingresos para atender sin agobios el Estado de bienestar". Con ese objetivo, ha llamado a no dejar que "las cosas se tuerzan", para así poder aspirar a crear más de medio millón de empleos cada año.

Para el jefe del Ejecutivo, "ahora que España ya está en marcha y ha recogido los primero frutos de su esfuerzo, tiene derecho a que ese futuro de crecimiento y de empleo se asiente sobre unos cimientos sólidos", el "derecho de proteger su bienestar y el deber de conseguirlo" y a no volver al punto en el que estaba al comienzo de la legislatura "o peor".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha