eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rajoy urge a solucionar el problema de Siria, pero sin decir cómo

El presidente del Gobierno evita aclarar si es partidario de la intervención militar: "No voy a entrar en un debate público porque no conduce a nada"

- PUBLICIDAD -
Rajoy preside la reunión del grupo popular que abre nuevo curso parlamentario

Mariano Rajoy junto a María Dolores de Cospedal, en la reunión de su grupo parlamentario.

Como hizo la semana pasada, Mariano Rajoy ha insistido en que la comunidad internacional debe resolver la situación de Siria aunque no ha dado pistas sobre cuál le parece el camino. El presidente del Gobierno se ha limitado a hacer el llamamiento, aunque ha evitado contestar sobre las posibles recetas.

"¿Es partidario de la intervención militar y de que España participe?", se le ha preguntado al jefe del Ejecutivo después de la reunión que ha presidido en el Congreso con todos los diputados y senadores del PP. En su respuesta, Rajoy se ha limitado a generalizar y a subrayar la gravedad de la situación: "Yo lo que digo es que el problema en Siria es de una guerra civil, con DAESH en una parte muy sustancial y hay que tomarnos el tema en serio".

"Yo no voy a entrar en un debate público porque no conduce a nada, sobre qué es lo que se tiene que hacer o a dónde se tiene que ir, quién o si tiene que ser por tierra o por aire", ha contestado. A diferencia de Francia y Reino Unido, donde sus mandatarios defienden la intervención militar, Rajoy no ha querido entrar en el asunto más allá de llamar a la comunidad internacional a que se reúna "para resolver un problema dramático". 

Tampoco ha querido ser tan explícito como lo fue recientemente el ministro de Asuntos Exteriores. José Manuel García Margallo, mientras se encontraba en Irán la semana pasada, se mostró partidario de negociar con Bachar Al Assad. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, no tardó en desmentirle. La número dos de Rajoy precisó que Assad había sido "el origen del problema y no puede ser parte de la solución". 

Margallo recordó que "guste o no, Assad es es el Gobierno que se sienta en la Asamblea General de la ONU y quien tiene la legitimidad internacional desde el punto de vista de la interlocución", así como el hecho de que "la paz se hace siempre negociando con el enemigo". El ministro recordó que una intervención militar de España fuera de las fronteras exigen el paraguas de la comunidad internacional, la autorización del Gobierno y la aprobación por parte del Parlamento.

"Para participar en una operación militar en Siria, requeriríamos el reconocimiento internacional, que abriría paso a los otros dos", explicó el jefe de la diplomacia española, que sí calificó de "deseable" que la comunidad internacional "decida intervenir contra DAESH".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha