eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Reinventando el PSOE, con el permiso de los suyos

- PUBLICIDAD -
Reinventando el PSOE, con el permiso de los suyos

Reinventando el PSOE, con el permiso de los suyos

El PSOE afronta 2013 como el año de su reinvención, el que le conduzca a una completa renovación programática e ideológica con la que volver a conectar con la sociedad. Con permiso de los suyos, claro.

Y es que en los últimos tiempos no faltan en el PSOE quienes, desde dentro, se empeñan en poner palos en las ruedas de un partido vapuleado en las urnas y distanciado de la ciudadanía, que no le perdona la gestión de la crisis de los últimos años del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

El objetivo de la dirección federal que lidera Alfredo Pérez Rubalcaba es que este año se aplaque el debate interno sobre las primarias y sobre su liderazgo y que la discusión se centre exclusivamente en las ideas, pero lo cierto es que no todos los dirigentes parecen estar por esa labor.

Prueba de ello son las últimas declaraciones del presidente del PSOE y de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, opinando que Rubalcaba debería "definirse ahora" sobre si quiere presentarse a las primarias para ser de nuevo el cartel electoral del partido en las elecciones generales de 2015.

Otro de los barones territoriales, el castellanomanchego Emiliano García-Page, respaldó las palabras de Griñán, que calificó como "responsables", y se mostró convencido de que Rubalcaba hará "lo que interesa más al PSOE".

En Ferraz hay recelos sobre esta nueva salida de tono de Griñán cuando sólo unos días antes, en el Consejo Territorial de mediados de diciembre, había considerado que era "una frivolidad" hablar de las primarias.

La intención de la Ejecutiva Federal es que esas elecciones internas para elegir al candidato a la Moncloa -en las que por primera vez podrán participar también los simpatizantes- no sean antes de finales del año 2014.

Un periodo de tiempo que a algunos dirigentes se les antoja demasiado largo, tal y como tendrá ocasión de constatar Rubalcaba en el Comité Federal del 12 de enero, ya que varios de ellos están dispuestos a exponer en ese foro su disconformidad con los plazos marcados por la dirección, según han avanzado a Efe algunos miembros del máximo órgano del PSOE entre congresos.

Rubalcaba, en cambio, insistirá en sus argumentos para aplazar el debate de primarias y podrá exhibir por fin algunos buenos datos, aunque sólo sean encuestas, que apuntan a que el PSOE está recortando distancias con el PP e incluso en algunos lugares, como Andalucía, ya le ha superado.

Todos los participantes en el Consejo Territorial del 15 de diciembre, salvo el madrileño Tomás Gómez -quien planteó la dimisión de Rubalcaba y de toda la Ejecutiva y la convocatoria de un congreso extraordinario-, convinieron en la necesidad de ocuparse de rearmar ideológicamente al partido para demostrar a la ciudadanía que hay una alternativa desde la izquierda al Gobierno del PP.

Para ello, han diseñado un calendario plagado de citas que abarca todo 2013, que tiene que ser ratificado por el Comité Federal y que incluye la celebración de cinco miniconferencias sectoriales y de un gran acto en otoño.

El "menú" de estos encuentros es muy variado, pero con un ingrediente común: la reforma de la Constitución, imprescindible para llevar a la práctica el modelo federal de Estado por el que apuestan los socialistas o para salvaguardar servicios sociales como la sanidad o la educación.

De hecho, estos dos últimos asuntos van a ser objeto de especial mimo por parte de los socialistas durante este año, hasta el punto de que, por ejemplo, Rubalcaba ha anunciado que el PSOE recurrirá "absolutamente todo" lo que haga la Comunidad de Madrid para poner en marcha el proceso de privatización sanitaria.

También van a ser combativos los socialistas con la reforma educativa que promueve el ministro del ramo, José Ignacio Wert.

En este punto, Rubalcaba ha amenazado con exigir la ruptura de los acuerdos con la Santa Sede si se mantiene la idea de incluir una alternativa obligatoria a la asignatura de religión.

Precisamente la laicidad es uno de los temas a los que está dando "una vuelta" el PSOE, de la mano del exministro Ramón Jáuregui, comisionado por Rubalcaba para diseñar todo lo referente a la renovación ideológica y a las reformas institucionales, que se extienden también al sistema legislativo, a la calidad democrática, a la Justicia o la inmigración y la igualdad.

Con todo, los socialistas no tendrán ocasión de someter su nuevo proyecto al examen real de la ciudadanía hasta mitad de 2014, en las elecciones europeas.

Luego, aún habrá casi un año entero por delante para corregir errores, antes de las autonómicas y municipales de mayo de 2015, que el PSOE se ve capaz de ganar.

¿Podrá Rubalcaba contener el ansia de quienes desean abrir cuanto antes el melón sucesorio del PSOE?. Eva Santos

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha