eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Renzi y Berlusconi acuerdan algunos puntos de la futura ley electoral

- PUBLICIDAD -
Renzi y Berlusconi acuerdan algunos puntos de la futura ley electoral

Renzi y Berlusconi acuerdan algunos puntos de la futura ley electoral

El primer ministro de Italia, Matteo Renzi, volvió hoy a reunirse con el líder de Forza Italia (FI), Silvio Berlusconi, para acordar algunos puntos de su reforma de la ley electoral y acelerar, así, su tramitación parlamentaria.

El de hoy fue el octavo de una serie de once encuentros entre ambos líderes que comenzaron el pasado 13 de enero, cuando Renzi aún no dirigía el país pero exponía sus intenciones reformistas desde la dirección general de su formación, el Partido Demócrata (PD).

Este acuerdo se conoce como el "Pacto del Nazareno", por comenzar en la sede del PD, en la vía del Nazareno de Roma, y está destinado a impulsar su plan de reformas, especialmente las que afectan a la ley electoral y a la del Senado.

La reunión de hoy concluyó después de dos horas de encuentro a puerta cerrada y a cuyo término ambas formaciones políticas emitieron un comunicado conjunto para informar de las conclusiones de la sesión.

"Italia necesita un sistema institucional que garantice la gobernabilidad, un vencedor seguro la tarde de las elecciones, el fin del bicameralismo perfecto y el respeto entre las fuerzas políticas para que debatan sin odios", rezaba la nota.

Por esta razón, Renzi y Berlusconi llegaron a un acuerdo "más sólido que nunca" sobre diferentes aspectos de la ley electoral, conocido como "Italicum".

En concreto, ambos dirigentes aceptaron elevar el umbral del 40 % de los votos para que un partido goce del "premio de mayoría", que le conferirá la mayoría parlamentario, y fijar el número de 100 circunscripciones electorales.

Sin embargo, PD y FI continúan distantes en relación con dos puntos del "Italicum": el umbral electoral para acceder al Parlamento y la posibilidad de asignar el "premio de mayoría" a la lista más votada, y no a la coalición.

"Las diferencias registradas sobre el umbral mínimo de ingreso y sobre la aplicación del premio de mayoría a la lista, en vez de a la coalición, no impiden considerar positivo el trabajo desarrollado", afirmaron en el comunicado.

Por esta razón, esperan concluir las labores del Italicum en el Senado antes del mes de diciembre y aprobar su reforma constitucional en el mes de enero de 2015.

El texto del Italicum deberá ser ahora examinado por la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado, que ya ha fijado un primer examen para el próximo martes.

Si se llega a un acuerdo, se aportarán las modificaciones decididas y se votará en la Cámara Alta, tras lo cual regresará a la Baja.

Las fuerzas que componen el Gobierno de coalición -de ambos polos políticos-, el pasado lunes, acordaron al igual que hoy entre Renzi y Berlusconi esforzarse para concluir esta fase antes de diciembre.

Esta reforma es una de las promesas de Renzi y uno de los principales motivos que le empujaron a defenestrar a su compañero de partido Enrico Letta ante el inmovilismo que se vivía en el Parlamento para aprobarla.

Con ella pretende garantizar la gobernabilidad y conferir mayor estabilidad a uno de los países más inestables del mundo desde el punto de vista político.

Para ello Renzi no ha dudado en reunirse con la bestia negra de la izquierda italiana, Berlusconi, lo que le ha valido no pocas críticas.

Y es que, tal y cómo explicó hoy en rueda de prensa posterior al encuentro, lo que trata es "estrechar" lazos para agrupar al mayor número de fuerzas políticas en torno a las reformas constitucionales que promueve.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha