eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Responsables del este, oeste y sur de Libia reanudan el diálogo político

- PUBLICIDAD -
Responsables del este, oeste y sur de Libia reanudan el diálogo político

Responsables del este, oeste y sur de Libia reanudan el diálogo político

Responsables del oeste, el este y el sur de Libia se reunieron hoy en Túnez bajo los auspicios de la ONU para tratar de relanzar el Acuerdo de reconciliación nacional firmado el pasado diciembre.

"El objetivo es superar las dificultades políticas y preparar la agenda para próximas sesiones", explicó a Efe Juma Kusa, miembro del comité de representación de las regiones del sur del país, quien se felicitó por el regreso a la negociación de los representantes del este del país.

"Es un paso positivo y en la dirección correcta. Todos estamos dispuestos a superar las dificultades y salvar las diferencias que tenemos en la aplicación del acuerdo político", agregó.

El citado acuerdo, impulsado por la ONU y firmado el pasado mes de diciembre tras un año y medio de pulso político entre el este y el oeste de Libia, supuso la creación de un Consejo Presidencial que tenía como misión formar un gobierno de unidad nacional que ayudara a la reconciliación.

Sin embargo, desde entonces las diferencias se han ahondado hasta el punto de que el Parlamento de Tobruk, instalado en el este y único poder reconocido por la comunidad internacional, ha negado en dos ocasiones el reconocimiento que ese gabinete de unidad necesita para funcionar plenamente.

Al haberse agotado los dos intentos que autoriza la Constitución, los diputados de la oposición consideran que esta vía ha quedado cerrada, pero tanto el Consejo Presidencial como la presidencia de la Cámara creen que puede volver a intentarlo si se modifica la composición del gabinete.

Los diputados contrarios a conceder la confianza también a la integración de las milicias en el futuro Ejército libio y a la reforma de los cuadros de mando de este cuerpo que ahora dirige el controvertido general Jalifa Hafter, ex miembro de la cúpula militar que aupó al poder al dictador Muamar al Gadafi, derrocado en octubre de 2011.

Reclutado por la CIA en la década de los pasados ochenta, Jafter se convirtió en el principal opositor en el exilio a Gadafi y está considerado hoy uno de los principales escollos para la reconciliación en el país.

La plena aplicación del Acuerdo de Reconciliación Nacional exige la renuncia de todos los mandos actuales y la elección de cuadros nuevos, extremo al que se opone Hafter y los diputados que le apoyan en el este del país.

En este contexto, el enviado especial de la ONU a Libia, Martín Kobler, anfitrión de la reunión de hoy, admitió el domingo que el país está a día de hoy completamente dividido, tanto económica como políticamente, y advirtió que los desafíos que quedan por solventar aún son grandes y complejos.

"Existe un bloqueo en el Parlamento de Tobruk (el reconocido por la comunidad internacional). Es necesario que el gobierno de unión obtenga la legitimidad nacional, y no solo (el apoyo) internacional. Debemos reconciliar a las dos partes del país", dijo Kobler en una conferencia impartida en Argel.

Libia es un estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que en 2011 la OTAN contribuyó militarmente a la victoria de los rebeldes levantados en armas contra los más de 40 años de tiranía de Al Gadafi.

En la actualidad existen dos gobiernos, uno en Trípoli y otro en Tobruk, que incluso imprimen su propia moneda, y decenas de milicias salafistas y grupos yihadistas que luchan por hacerse con el control de los ricos recursos energéticos del país.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha