eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rivera (C's): "Me veo capaz de dialogar y conseguir apoyos para una investidura y un gobierno"

Advierte de que no formará parte de un Ejecutivo que no sea el de Ciudadanos o que esté liderado por partidos que "tienen que regenerarse"

- PUBLICIDAD -
Rivera (C's): "Me veo capaz de dialogar y conseguir apoyos para una investidura y un gobierno"

El presidente de Ciudadanos (C's), Albert Rivera, ha asegurado que ante un posible "empate técnico" en los resultados de las elecciones generales del próximo 20 de diciembre entre su partido, PP y PSOE, se ve "capaz de dialogar" y "de conseguir apoyos para una investidura y un gobierno".

En un desayuno-coloquio en Zaragoza organizado por Heraldo de Aragón, Rivera ha argumentado que ya lo han demostrado en algunas comunidades autónomas, donde se han "sentado a hablar con quien piensa distinto en cuestiones concretas".

El líder de C's ha subrayado que van a competir "para ganar las elecciones y gobernar", pero puesto que ningún partido parece que vaya a conseguir mayoría absoluta, "no solo habrá que ganar, sino convencer para tener a la mayoría de españoles detrás".

En este punto, ha sostenido que la realidad actual determina que ya no se trata de saber quién gana y "qué partido pequeño le apoya", sino de "quién gana y quién seduce al parlamento para gobernar".

Rivera ha comentado que su formación está ubicada en el centro y dentro de la Unión Europea, en el grupo demócrata liberal, que gobierna "en siete países de la UE", entre los que ha citado Finlandia, Dinamarca, Bélgica y Holanda.

"Nuestro espacio es el centro, estamos en medio de los rojos y azules, con socios en toda Europa", y "estamos muy cómodos ahí", ha explicado, rechazando tener que "escoger entre libertad e igualdad" porque quiere las dos cosas.

NO SON MIS ENEMIGOS

Rivera ha afirmado que PP y PSOE no son sus "enemigos", algo que ve más difícil de afirmar desde los extremos. Si gana las elecciones, afirma que escuchará a la oposición y que pedirá cambios.

No obstante, ha aclarado que no gobernará "a cualquier precio", sino que el objetivo es "ganar para cambiar este país": "Si los partidos que te apoyan no quieren que cambie nada, no vale la pena". A su juicio, España tiene una oportunidad que hay que aprovechar para iniciar "una etapa de diálogo, consenso y pactos sobre la unión de todos los españoles y el modelo político y económico", una etapa en la que "recuperar la capacidad de sentarse con el que piensa distinto y no criminalizarlo".

También ha advertido de que no va a ser vicepresidente de un gobierno que no sea el de Ciudadanos ni va a formar parte de gobiernos "encabezados por partidos que tienen que regenerarse y hacer limpieza". Otra cosa, ha dicho, es "apoyar una ley, un pacto puntual o un presupuesto".

REFORMAS

Rivera ha explicado los pilares de su proyecto político, uno de ellos, la generación democrática e institucional, para lo que ha apostado por una ley de partidos que "los haga más abiertos, más democráticos y más transparentes", así como establecer "listas abiertas".

Además, es necesaria una reforma de la Administración Pública, que "debe estar al servicio de los ciudadanos y de las empresas y no al revés", y un modelo de Estado con "ayuntamientos más fuertes, con competencias, con financiación suficiente, que se mancomunen para dar mejores servicios" y "suprimir comarcas, diputaciones y entes intermedios para acabar con el clientelismo político y la burocracia".

A su entender, PP y PSOE "no se han atrevido a hacer" la reforma de la Administración "porque no han querido enfrentarse a los suyos", pero permitiría ahorrar entre 7.000 y 8.000 millones de euros.

Respecto a las comunidades autónomas, ha opinado que se deben aclarar sus competencias y contar con "financiación suficiente" y que el Estado tenga las suyas "exclusivas e indelegables".

Según Rivera, no es tanto "un problema de recentralización, sino de control y coordinación en el ejercicio de las competencias", y como ejemplo ha indicado que "si la alta inspección del Estado mira hacia otro lado en determinados territorios", el Estado autonómico "se desnaturaliza".

También ha mencionado la reforma del poder judicial para lograr "la separación de poderes", en vez de que "los partidos quiten y pongan a jueces", y así haya "una justicia independiente".

Además, ha propuesto un pacto nacional de educación, que debería lograrse en esta legislatura. "Se acabaron las leyes del PP y del PSOE, a partir de ahora tiene que haber leyes de los españoles, que haya un sistema estable, que prospere, que sea evaluable", para "integrar a todo el mundo, que nadie se quede en la cuneta", y para tener "mejores profesionales, trabajadores y empresarios y que nuestros productos sean los mejores, más competitivos".

MERCADO LABORAL

Por otra parte, ha recordado que todavía hay 4,1 millones de españoles sin trabajo y "siete millones van a trabajar y son pobres porque no llegan a final de mes". Por eso, "no nos podemos permitir decir que España va bien", ha añadido.

Además, Rivera ha comentado que "hay mucha gente con pequeñas deudas que están fustigados por la Administración y personas que tienen que seguir pagando un piso que no tienen", frente a lo que ha propuesto "un arbitraje que dirima las pequeñas deudas, sin tener que ir a concursos y entrar en gastos judiciales; un modelo que mire a la gente no solo económicamente, sino moralmente".

En este punto, también ha defendido una reforma del mercado laboral con su propuesta de contrato único de igualdad de oportunidades "que empiece siendo indefinido y con una progresividad en el coste del despido", con un sistema "flexible, más estable para los trabajadores, menos costoso en burocracia y con menos tipos de contratos, ya que sumamos casi 40".

Por otra parte, ha abogado por la inversión en investigación, desarrollo e innovación (I+D+i), ya que "España es de los países que más ha recortado en los últimos años, mientras que la mayoría ha aumentado, también con incentivos fiscales". Según ha apuntado, "de ahí pueden salir muchos empleos" y permitirá competir "no por el bajo precio, sino por la calidad".

Además, "vamos a plantear un pacto nacional por la racionalización de horarios, la conciliación familiar y laboral", ya que "en una empresa, si la gente está contenta, valorada, si tiene buenos salarios, eso repercute en los productos, en la imagen de esa empresa", y "no se trata de pasar más horas, sino de rendir más que nadie y mejorar la productividad de las pymes".

CUESTIONES ECONÓMICAS

Rivera ha indicado que los Presupuestos Generales del Estado para 2016 tienen ya "un agujero de más de 5.000 millones" y por eso el equipo económico de C's "ya está trabajando para ver cómo ajustarlo".

Por otro lado, ha añadido que no van a hacer "promesas de cheque bebé, ni nada de eso", sino que defienden un modelo "que apuesta por la economía del conocimiento, productiva, por innovar" y "generar riqueza para luego repartirla", frente a quienes piensan --en referencia a Podemos que "hay que repartir la miseria".

En materia del impuesto de sucesiones y donaciones, ha abogado por "la homogeneización en todo España" y la exención de un millón de euros por heredero, lo que supondría que entre el 95 y 96 por ciento no lo tendría que pagar, y los que lo hicieran sería en un tramo "de entre el 4 y 10 por ciento" y así "conseguiríamos recaudar lo mismo que hoy, pero en toda España, sin diferencias".

Sobre el impuesto de patrimonio, "no hemos previsto tocar el modelo actual", ha dicho, mientras que sobre las subidas de IBI y las plusvalías habría que plantear exenciones "si el objeto es pagar una deuda, montar una empresa o generar empleo". Según ha indicado, "son impuestos de los que han tirado los ayuntamientos ante la carencia de la financiación local, que también requiere una reforma porque es insuficiente".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha