eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rivera cree que el 9N no habrá "macroencuesta" y se ofrece a liderar un nuevo Gobierno autonómico

El presidente de C's, Albert Rivera, ha vaticinado este lunes que el 9 de noviembre no se celebrará la "macroencuesta" una vez la suspenda el Tribunal Constitucional (TC), y ha llamado a trabajar para que a partir del 10 de noviembre pueda haber en Catalunya un nuevo gobierno que recupere el sentido común y esté liderado por C's, según él.

- PUBLICIDAD -

Aunque considera lógico que el Gobierno central impugne el proceso participativo previsto para este domingo, ha restado validez al resultado que pudiera obtenerse y ha señalado que, de llevarlo a cabo, los partidos soberanistas quedarán retratados: "No quiero tratarlo como si no tuviera importancia, pero le quiero dar la validez jurídica y política que tiene, que es ninguna".

"La fractura interna en Cataluña ya ha llegado. Pase lo que pase el 9N, el mal ya está hecho", ha añadido, y ha lamentado que desde el debate sobre la reforma del Estatut se haya perdido el tiempo sin avanzar en nada pragmático, centrándose en debates sobre términos como nación y soberanía.

Ha confiado en que, después de este domingo, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, convoque un pleno en el Parlament para explicar qué piensa hacer, y ha augurado que acabará convocando unas elecciones anticipadas en las que debe construirse un Govern alternativo que recupere el "sentido común".

Rivera ha insistido en que esos comicios no deben leerse en clave plebiscitaria, y ha rechazado concurrir en una lista conjunta con otros partidos que se oponen a la independencia de Cataluña --en alusión a PP y PSOE-- porque eso sería "hacerle el juego a Mas" haciendo escoger a los catalanes entre una lista independentista y una que no lo sea.

Tras invitar a Mas a ser valiente y no ir a las elecciones "escondido" tras el líder de ERC, Oriol Junqueras, sino con las siglas de CiU, ha subrayado que él no concurrirá en una lista conjunta con partidos que han gobernado con Mas hasta hace poco, en alusión al PP catalán y su apoyo a CiU hasta 2012.

Sin embargo, ha abierto la puerta a que, después de unas elecciones y si existe una mayoría alternativa a los partidos soberanistas, los partidos contrarios a la independencia puedan apoyarse para formar un Govern dispuesto a retomar el diálogo con el Gobierno central, que gobierne para todos los catalanes y que luche contra la corrupción.

En un desayuno informativo organizado por Fórum Europa Tribuna Catalunya, también ha señalado que PP y PSOE han hecho muchas veces de "muleta" a CiU y ERC para dirigir la Generalitat, y ha preguntado por qué no podrían hacer lo mismo para favorecer un gobierno en Cataluña liderado por C's.

'TERCERA VÍA' ESTATAL

Rivera ha defendido que esta alternativa que promueve en Cataluña también es viable en el resto de España, y ha explicado que C's trabajará para edificar una 'tercera vía' en España que considera "fundamental" para su gobernabilidad y que debe basarse en la visión de una España diversa y unida, según él.

El líder de C's ha querido lanzar también un mensaje a la presidenta de UPyD, Rosa Díez, de la que ha lamentado que mantenga una visión en clave de partido y no de país, y le ha advertido de que "habrá una tercera vía en España con UPyD y su dirección o sin ella".

Ha explicado que su partido trabaja para presentar listas electorales en comunidades como Madrid, Valencia, Asturias, Aragón y Murcia, entre otras, por lo que aspiran a estar en la Cámara Baja en la próxima legislatura, aunque no ha detallado si él encabezará esa candidatura: "Estoy a disposición de mi partido".

Preguntado sobre el auge de Podemos que detectan las encuestas y que la sitúan entre las fuerzas más votadas en las próximas elecciones generales, ha considerado que es fruto del bipartidismo decadente que --ha dicho-- han ejercido PP y PSOE en los últimos años: "En decadencia, los populismos triunfan".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha