eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

ENTREVISTA | Rocío de Frutos (PSOE)

"Llevar al grupo parlamentario cuestiones orgánicas no ayuda nada"

La diputada socialista por Ourense que votó 'no' a Rajoy asegura que va a "seguir trabajando con la misma ilusión y las mismas ganas", pese a haber sido castigada

Rocío de Frutos critica las formas del PSOE al apartar a los díscolos: "Yo, cuando tomo una decisión y no doy la cara, a lo mejor es porque no son las adecuadas"

"La corriente crítica ya existe porque entiende que el PSOE debería haber hecho una cosa distinta. No la van a acallar quitando las portavocías o las portavocías adjuntas"

22 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Rocío de Frutos, diputada del PSOE por Ourense

Rocío de Frutos, diputada del PSOE por Ourense SERGIO BARRENECHEA (EFE)

Rocío de Frutos (Ourense, 1967) es una de las 15 diputadas del PSOE que votó 'no' en la investidura de Mariano Rajoy y ha sido degradada por la gestora como consecuencia de la ruptura de la disciplina de voto. Inspectora de Trabajo de carrera, ha sido apartada de la portavocía adjunta en la Comisión de Empleo. Dice que respeta la decisión, aunque le parece una "medida desproporcionada".

¿Le han comunicado ya de forma oficial que no seguirá como adjunta a la portavocía de Empleo?

No. Me enteré por la prensa y es la única comunicación que he tenido. 

¿Cree que ha habido un castigo generalizado a los diputados que votaron no a Rajoy o que se ha castigado en función de la afinidad con Pedro Sánchez?

Ha habido un castigo generalizado. Han retirado portavocías, portavocías adjuntas... No ha afectado al PSC, pero al resto de diputados nos ha afectado, excepto a Margarita Robles porque ya está constituida la Comisión de Justicia y tocar su composición es más complicado. 

Pero ha habido diputados que votaron no a los que no se ha castigado, los del PSC, y se ha castigado a una diputada que se abstuvo y una senadora que no tenía que votar.

Ha sido un castigo por votar no fundamentalmente. ¿Que es la postura que defendía Pedro Sánchez? Sí, pero también el resto del grupo hace unos días. Ha sido una medida desproporcionada porque con una sanción económica ya íbamos bien aleccionados. 

¿Le preocupa que el castigo vaya más allá en algún momento y se plantee al Comité Federal la apertura de un expediente que pueda acabar con su expulsión del partido?

Hace una semana, no me lo planteaba, ahora no lo sé. Quiero pensar que no. Quiero creer que van a valorar lo que tenemos de profesionalidad y activo útil para la organización. 

¿Cree que se ha tenido en cuenta la profesionalidad de la que habla a la hora de hacer los cambios?

Creo que no. A Zaida Cantera la han apartado de Defensa; a Luz Seijo, de Educación y es doctora en Educación, y a mí, de Empleo y toda mi vida profesional en la Administración pública la he dedicado al Derecho del Trabajo tanto de inspectora, como de árbitro, en la universidad... Que me digan ahora que no tengo un perfil adecuado... Creo que la política se puede profesionalizar. Las decisiones que se han tomado no benefician en nada al buen funcionamiento del grupo parlamentario. 

¿Les penalizarán los ciudadanos?

Los ciudadanos tienen que estar tranquilos porque todos mis compañeros y yo vamos a seguir trabajando como siempre. El tema de la portavocía adjunta es más de visibilidad, pero por el trabajo no se tienen que preocupar las personas porque voy a seguir igual, reuniéndome con colectivos, sacando proposiciones y trabajando lo mismo o más. Cuando me llamaron, creo que lo hicieron precisamente por la experiencia que podía aportar a esa comisión, que junto la del Pacto de Toledo es en esta legislatura de las más importantes. 

Mario Jiménez explicó que se habían tenido en cuenta criterios profesionales pero también de falta de confianza en los diputados. ¿Entiende que la hayan perdido después de que votaran no?

No he hecho nada para que no puedan confiar más que votar no. Tengo un perfil muy funcionarial, vengo de la Administración pública. Por otra parte, soy disciplinada en todo lo que tiene que ver con el grupo parlamentario. La indisciplina fue votar  no, lo cual no creo que sea para perder la confianza cuando es lo que hemos defendido a muerte y fue por lo que convencimos a los ciudadanos. Que me digan en qué momento han perdido la confianza en mi trabajo. 

¿Buscan que se marchen para sacar rédito en la batalla interna?

No tengo cargo orgánico y en estos temas entiendo más bien poco. No sé si ha sido por eso. Si ha sido por eso me entristece. Yo no voy a dejar el acta, como ninguno de mis compañeros. Voy a seguir trabajando con la misma ilusión y las mismas ganas e incluso más si cabe. He llamado a Rafa Simancas y se lo he dicho. Esto no va a suponer que no sigamos trabajando y haciendo equipo. 

¿Qué le ha contestado?

Que sí, que él no sabía nada. 

Las formas le parecen mal. ¿Por qué cree que lo han hecho así?

No sé. Yo, cuando tomo una decisión y no doy la cara a lo mejor es porque no son las adecuadas. Si tomo una decisión que se puede justificar, doy la cara y se lo explico a la otra persona. No lo entiendo. Y en mi caso, además, soy la portavoz adjunta, no soy la cara visible de la Comisión.

¿Profundiza más esta decisión la división interna? ¿Consigue crear una corriente crítica permanente o las aguas se calmarán?

Imagino que las aguas se calmarán y volverán a la normalidad. No soy corriente de nada. He venido a trabajar. En cualquier cosa, la corriente crítica ya existe porque entiende que el PSOE debería haber hecho una cosa distinta. No la van a acallar quitando las portavocías o las portavocías adjuntas. Para el buen funcionamiento del grupo, que es lo que me importa, esto no tiene ningún sentido. Entiendo que hay decisiones que pueden afectar a la dignidad profesional de las personas. Esta es una de ellas. 

Su llegada a la política fue polémica porque ocupó el puesto que el Comité Provincial había elegido para Laura Seara como cabeza de lista.

Estando un día en mi despacho entró una persona del PSOE que me dijo que estaban buscando una mujer profesional y afín al PSOE. Yo ni me postulé. Al día siguiente llamé a esa persona y le dije que creía que cumplía esas tres condiciones. Así empezó mi aventura en este mundo. Laura Seara había ganado la consulta a la militancia, pero es una consulta porque las listas se deciden como se decidió, por la Comisión Federal de Listas. Fui designada por los procedimientos y cauces establecidos. Los puestos en las listas no son de nadie. No se eligen por primarias. Me presenté porque me eligieron pensé que por mi experiencia profesional. El escaño no es de nadie.

Ese es el mismo argumento que usa la gestora para justificar los cambios en el grupo.

Pero es que el tema de las portavocías es distinto porque las comisiones sí que están especializadas. Estimo que los perfiles deben tenerse en cuenta. En cualquier caso, respeto la decisión. 

¿Apartar a una persona en Madrid que ha sido elegida por la militancia en Ourense es justo?

En ese momento no me lo planteé. Se me llamó y acudí a la llamada. Estaba en la Administración y para mí ha sido una apuesta y un riesgo. He arriesgado mi promoción profesional dentro de la poquita que hay en la inspección. Estoy aquí con el mismo derecho y capacidad que cualquier otra persona para ocupar un puesto en una lista y representar a los ciudadanos de esa provincia. 

¿Debería irse ya la gestora?

La gestora tiene una vida limitada. Como su nombre indica, tiene funciones de gestión y su objetivo es convocar el congreso. Esa es su función. Supongo que lo hará cuanto antes. Si tiene capacidad o no de organizar el grupo parlamentaria, me llena de intranquilidad. Pero no voy a entrar más allá en cuestiones orgánicas porque no estoy en eso. 

¿Funcionaban las cosas mejor con Pedro Sánchez?

No lo sé. No he notado diferencia en lo que es el grupo parlamentario porque funciona muy bien. Es un colectivo muy técnico, que presenta muchas iniciativas, que funciona muy bien. Sigue en esa línea. Llevar al grupo parlamentario cuestiones orgánicas me parece que no ayuda nada.  

¿Le apoyará si se presenta a la secretaría general?

No soy nadie para apoyar. Pero si se presenta, pues sí, lo apoyaré. Estaría bien, además, que alguien diera un paso ya hacia adelante para poner al PSOE en el lugar que le corresponde. 

¿Susana Díaz no puede hacer esa labor?

No lo sé. No estoy en la cabeza de Susana Díaz. Pero prefiero no meterme en cuestiones orgánicas. Ya tengo bastante con mi trabajo como diputada por Ourense. 

¿Ve la mano de Susana Díaz detrás de los cambios?

No lo sé. Desconozco estas cuestiones. Me imagino que no soy tan importante como para que Susana Díaz se preocupe de mí. Lo único que me preocupa es que desde el momento en el que no se me comunica nada no sé quién decide y quién no decide. Esto es como un ente que decide las cosas, la gestora. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha