eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La familia de Rocío Oña: Flores convirtió la fiesta del Arena en una tragedia

- PUBLICIDAD -

La acusación de la familia de una de las fallecidas en el Madrid Arena ha dicho hoy en el juicio que las conductas del promotor Miguel Ángel Flores convirtieron la fiesta de Halloween en una tragedia, que no se produjo por un fallo en concreto sino por una cadena de errores. "Falló todo".

El letrado Felipe Moreno, que representa a la familia de Rocío Oña, ha abierto el turno de los informes finales de las acusaciones particulares en la vista oral que se celebra en la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Madrid.

Ha explicado que las "conductas negligentes y descuidadas" de los 15 acusados provocaron una "concatenación de errores" con un "resultado lamentable" de cinco fallecidas, una tragedia que podría haber sido mucho mayor si en la pista central hubiese cundido el pánico.

Se dieron situaciones "verdaderamente lamentables con falta de diligencias y actuación" de los acusados, porque se da la circunstancia de que "falla todo". "No hay un error u otro, sino que se produce un fallo en cadena", ha destacado.

Moreno ha apuntado a todos: Ayuntamiento por tratarse de un recinto 100% municipal, a los organizadores por su gestión, a las empresas de seguridad por su falta de control, al equipo médico y sobre todo a la Policía Municipal por el botellón permitido.

Sobre el empresario Miguel Ángel Flores, ha manifestado que "tenía pleno conocimiento de que en esta fiesta iba a haber un sobreaforo para que el dj Steve Aoki pueda llegar a realizar su numero de la barca".

Pero no solo eso. Tuvo "una clara intención" de ocultar las urnas con las entradas y de los ordenadores, pidió que la requisa se hiciera más liviana, no cumplió el aforo por plantas, permitió la apertura del portón de cota 0 y del Muelle Mónico y dio instrucciones para reconducir a la gente hacia la pista central.

En definitiva, ha añadido, "se da una serie de conductas por parte de Flores para que esta fiesta se convierta en una tragedia".

Al igual que la Fiscalía, ha apuntado al sobreaforo, a la apertura de puertas y al cierre de vomitorios como los factores que desencadenaron la tragedia.

Fueron, ha dicho, una hora y cuarto de avalanchas en la que "ninguno de los miembros de seguridad o de Diviertt fueron capaces de reconducir la situación ni tomar medidas que aliviasen la situación".

Es más, ha destacado que la saturación en el pabellón fue tal que "las propias personas que están controlando la zona de las escaleras cercanas a los vomitorios deciden abandonarla y dejarla sin protección".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha