eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rubalcaba busca un proyecto y el PSOE, un líder

Ferraz teme que el protagonismo de la Conferencia Política se lo lleven los posibles candidatos a la presidencia del Gobierno

Algunas fuentes indican que el líder del PSOE dará una sorpresa en su discurso de clausura

23 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Rubalcaba afirma que hay que decirle a EEUU que la "deslealtad" no es tolerable

Alfredo Pérez Rubalcaba, secretario general del PSOE.

La Conferencia Política del PSOE apunta a ser un desafío de alto riesgo que, en buena parte, va a determinar el futuro de los socialistas en los próximos años. La dirección de Ferraz se ha metido en el búnker de solo debatir de ideas, de proyecto y de propuestas que, tras casi una decena de diálogos sectoriales, no terminan de calar en la sociedad y, sobre todo, no llegan a ser creíbles entre la ciudadanía. La oficicialidad socialista insiste en que no toca hablar de caras, aunque sí de cómo se desarrolle el proceso.

El partido, buena parte de su militancia y una mayoría social –según se lee en las encuestas–, busca un nuevo liderazgo. Y, sobre todo, saber cuándo tendrán la oportunidad de elegirlo. La dirección del PSOE, que no ha parado de trabajar intensamente para que la Conferencia Política salga bien, es consciente de los riesgos que corre y, por ello, han sido constantes las gestiones con los barones territoriales sobre las enmiendas a discutir para intentar un cónclave tranquilo y donde el PSOE pueda salir algo más reforzado. Pero se sabe en Ferraz que nada está atado, y que hay mucho "verso suelto" que buscará su protagonismo en el encuentro.

En siete claves se puede concretar el desarrollo de la Conferencia Política. De ese desarrollo dependerá en gran parte  cómo salga de fuerte el PSOE de cara a los dos años electorales que se avecinan.

Primarias

Será el tema central, aunque la dirección federal diga que ahora no toca. En teoría, sólo se tienen que decidir en la Conferencia temas técnicos: el número de avales, si hay doble vuelta o no, y quiénes y cómo podrán votar. Pero todo a modo de recomendaciones. Esto, y el calendario, corresponde aprobarlo al Comité Federal del PSOE, que se reunirá probablemente a primeros de años. Seguramente acepte lo acordado este fin de semana, pero también puede echarlo abajo. El temor en Ferraz es que se fuercen votaciones en la comisión que tiene que debatir este punto y vuelva a visualizarse una división en el partido, como se vio en el Congreso de Sevilla.

Calendario

En teoría, la Conferencia Política del PSOE no tiene voz ni voto en la decisión de cuándo se celebrarán las primarias. Eso corresponde exclusivamente al Comité Federal. Pero el debate está ahí. No obstante, según fuentes consultadas del PSOE, la polémica se ha calmado bastante y parece que hay un amplio acuerdo de celebrarse después de los comicios europeos y antes de las municipales y autonómicas de mayo de 2015. Según fuentes cercanas a una de las más que probables candidatas en este proceso, Carme Chacón, a ella tampoco le viene mal dicho calendario. De hecho, si se adelantaran a la primavera, ella debería dejar sus clases en Miami. Ferraz asegura que, a día de hoy, sólo Emiliano García-Page y Tomás Gómez quieren hacerlas la próxima primavera.

Posibles candidatos

Es otra preocupación de Ferraz, porque sabe que el foco mediático estará muy cerca de Chacón, Eduardo Madina o Patxi López, y cualquier declaración, posicionamiento o gesto de estos tres dirigentes se llevará los titulares, dejando otra vez más en el olvido el contenido de su proyecto político. No obstante, se confía más en la prudencia de los dos dirigentes vascos –actuales miembros de la Ejecutiva– y, nada en qué papel quiera jugar Chacón. Una dirigente socialista advirtió, no obstante, de que, si busca demasiado protagonismo, la jugada le puede salir mal.

Cataluña y el PSC

Es otro no debate, que será debate. Ferraz quiso sacar su propuesta federalista y cómo articular las relaciones con el PSC fuera de la Conferencia Política, derivando el primer punto al Consejo Territorial de Granada; y el segundo, a una negociación entre ambos partidos de la que se sabe muy poco. Sin embargo, el debate está en el PSOE. Desde los que proponen romper con el PSC (Alfonso Guerra o Guillermo Fernández Vara) hasta los que no ven con buenos ojos la propuesta federal (José Luis Corcuera). La dirección federal, por el contrario, insiste en que la vía federalista se abrirá paso y descarta rotundamente romper las relaciones con el PSC y acudir con las siglas del PSOE a las elecciones en Cataluña.

Iglesia y laicidad

Gran parte de las enmiendas van sobre esta materia y en muchas de ellas se denuncia que el PSOE ha estado tibio en la ponencia marco. No obstante, se mantiene la decisión de romper el actual concordato con la Iglesia católica y negociar uno nuevo. También hay gran debate sobre la presencia de la religión en la escuela. En cuanto a la laicidad, el PSOE quiere dar un impulso para que España sea, de verdad, un Estado laico y aconfesional en toda su organización institucional. De hecho, Rubalcaba hizo bandera en el 38 Congreso de estas propuestas, aunque la pluma de Ramón Jáuregui parece que ha rebajado las expectativas que la militancia tenía sobre estos dos apartados.

Crisis y fiscalidad

Éste sí es el debate que quiere hacer Ferraz. Poner en valor sus propuestas en esta materia y hacer llegar a los ciudadanos que sí hay otra forma de afrontar la crisis. Un importante dirigente socialista se lamentaba de que la reiterada propuesta de ir a una fiscalidad que tribute por todo y que iguale las rentas del trabajo a las del capital no consiguen que llegue a la sociedad. El PSOE se empeñará en dar a conocer su propuesta alternativa en estas materias, que la defiende como más igualitaria y justa. Pero casi todo ya es conocido, y tampoco generará internamente mucho debate el proyecto que lleva el partido a la Conferencia Política como armazón de su próximo programa electoral.

Rubalcaba

Y el líder del PSOE sabe que se la juega. Con la Conferencia Política cumple su compromiso del 38 Congreso de elaborar un nuevo proyecto político para el partido. Pero, como ha dicho este jueves Felipe González, el partido tiene una grave crisis de liderazgo con él al frente. Casi dos años después del Congreso de Sevilla, Rubalcaba no ha cuajado ni conecta con la ciudadanía. La última encuesta del CIS es demoledora tanto para el PSOE como para él. La duda está en si él es consciente de eso y querrá volver a ser candidato, o terminará su trabajo y dará paso a otro líder. Algunos rumores apuntan que Rubalcaba hará un anuncio importante en el discurso de clausura, pero el secretario general del PSOE no es muy dado a este tipo de gestos. Dirigentes del partido que conocen muy bien al PSOE dan por hecho que no se presentará a unas primarias y ven más un duelo entre Chachón y Patxi. Pero matizan también: Rubalcaba es imprevisible y sus ambiciones siguen intactas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha