eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rudi quiere que el PP haga una "puesta a punto" ideológica en su congreso

- PUBLICIDAD -
Rudi quiere que el PP haga una "puesta a punto" ideológica en su congreso

Rudi quiere que el PP haga una "puesta a punto" ideológica en su congreso

La presidenta de la comisión organizadora del próximo congreso nacional del PP, Luisa Fernanda Rudi, cree que el partido debe utilizar este cónclave para hacer una "puesta a punto" de su "bagaje ideológico" que le prepare para los próximos años.

En una entrevista con Efe, Rudi defiende además que el PP mantenga sus "señas de identidad" aunque ahora, con un gobierno en minoría, no pueda poner algunas en práctica, y las preserve de cara a próximas citas electorales.

Ante el debate abierto sobre la democracia interna del PP, Rudi no cree que un partido con primarias tenga un funcionamiento más democrático que el del PP, a través de compromisarios.

Y anuncia que el partido hará una campaña para incentivar el voto de los militantes en la elección de sus compromisarios para el congreso.

Por otra parte, rehúsa especular sobre el futuro de María Dolores de Cospedal y recuerda que "a quien le corresponde" decidir sobre la Secretaría General y el resto de la dirección del partido es a Mariano Rajoy -que va a ser reelegido previsiblemente líder de los 'populares' en esta cita que se celebra del 10 al 12 de febrero-.

Tras recordar que en la elección de su gobierno Rajoy ha optado en buena parte por la continuidad, recalca que el actual Comité de Dirección, renovado hace año y medio, "viene funcionando bien" y todos los vicesecretarios van a tener un papel importante en el congreso nacional como coordinadores de ponencias. Lo que ocurra en el futuro, ha insistido, está en manos de Rajoy.

Durante la entrevista con Efe, Luisa Fernanda Rudi asegura estar agradecida a Rajoy por el encargo de presidir la organización del congreso, un trabajo que, ha subrayado, está "acotado" tanto en la tarea que le corresponde como en el tiempo, porque acaba cuando empiece el cónclave.

Rechaza la idea de que el congreso vaya a ser un mero trámite al no haber sucesión en el liderazgo y tampoco cree que su importancia radique en los nombres que puedan entrar o salir de la dirección.

Por el contrario, lo considera una cita clave, "un punto de inflexión" no solo en la trayectoria del PP sino ante "el momento que vive España" y que están viviendo también, ha señalado, otras democracias occidentales.

Apunta en este sentido que en varios países europeos y "allende los mares" se ha visto cómo se ponía en cuestión el funcionamiento y "la razón" del propio sistema, y eso es algo que todos los partidos, incluido el suyo, deben analizar.

Se trata de un momento, ha subrayado, que "como dirían los modernos requiere resetear", pero ella prefiere llamarlo una "puesta a punto" del "bagaje ideológico" del partido "para poder dar respuesta a los problemas de los españoles".

Rudi cree que desde su refundación en 1990, el PP ha representado al "gran sector moderado" de la sociedad, pero los "cambios sociológicos y políticos vividos desde 2012" han hecho al partido perder "un segmento importante de la población".

"No hemos sabido dar respuesta y ser atractivos para esa parte de la población" insiste la dirigente popular, que admite que "algo hay que cambiar" en el partido para, por ejemplo, evitar una pérdida tan importante de votos en las grandes ciudades o lograr el apoyo de los jóvenes. Un colectivo que, no obstante, no cree perdido, porque "la única batalla que se pierde es la que no se da".

Volviendo a los nombres, la dirigente popular cree que el futuro de María Dolores de Cospedal es un debate de los medios de comunicación porque les resulta "más atractivo" que hablar de propuestas.

Ha recalcado en cualquier caso en que la Secretaría General del PP la decide el candidato a la Presidencia del partido y prefiere no opinar sobre lo que no tiene capacidad de decisión.

Tras recordar que hay "precedentes para todos los gustos" de dirigentes de partidos que han sido miembros del Gobierno -como Cospedal ahora que es ministra de Defensa-, ha añadido que "en cada momento hay que valorar las circunstancias" y a quien le corresponde hacerlo es a Mariano Rajoy.

Ante el debate sobre la participación interna, Rudi insiste en que será el congreso el que decida, aunque considera que el sistema de primarias se ha "mitificado muchísimo" y defiende el modelo de su partido.

Y subraya que una vez elegidos los compromisarios no tienen ningún mandato y son libres de votar lo que quieran.

Asegura además que la comisión organizadora va a promover con una campaña la elección de los compromisarios y va a trabajar para que dicha elección sea muy abierta y cuente con la mayor participación posible por parte de los militantes.

Por otra parte, Rudi admite que no sabe si José María Aznar estará en el congreso porque el partido aún no se ha puesto en contacto con él, pero subraya que el presidente de honor del partido y alma máter de su refundación "tiene siempre" una "muy buena aceptación" no solo por su parte sino por la de "todos los afiliados".

Finalmente, Luisa Fernanda Rudi resta importancia a la carta que le ha enviado Compromís en la que le advierte de que el PP sigue sin pagar los más de 500.000 euros que le debe a la Fira de Valencia por el congreso del partido celebrado en 2008.

Una misiva que asegura no haber recibido aún y con la que cree que Compromís solo tiene "ganas de llamar la atención".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha