eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rudi afirma que "a los militantes del PP se nos abren las carnes con el caso Bárcenas"

- PUBLICIDAD -
Rudi afirma que "a los militantes del PP se nos abren las carnes con el caso Bárcenas"

Rudi afirma que "a los militantes del PP se nos abren las carnes con el caso Bárcenas"

La presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, ha reconocido que el caso Bárcenas ha hecho, "indudablemente", daño al Partido Popular, y ha afirmado: "A los militantes se nos abren las carnes" con este asunto.

Así lo apunta Rudi en una entrevista con Efe en la que admite también que la crisis económica y las medidas "complicadas" que se han tomado han desgastado al PP y al Gobierno de Mariano Rajoy dos años después de la victoria electoral de 2011, pero confía en que la situación se reconduzca antes de las citas con las urnas de 2015: las municipales y autonómicas y las generales.

La presidenta aragonesa espera que el nuevo modelo de financiación autonómica se apruebe por unanimidad como ocurrió en 2002 y advierte de que el principal criterio para el reparto no puede ser la población como quieren algunas comunidades, y son necesarios otros baremos como la dispersión geográfica o el envejecimiento.

En la entrevista, Rudi resta importancia a las encuestas que colocan a su partido diez puntos por debajo de los resultados de las últimas generales pues cree que cuando no están cerca unos comicios los ciudadanos "meditan menos su respuesta".

Recuerda además que España está viviendo "la mayor crisis económica" de la democracia, "la más profunda y sobre todo la más larga", ante la que se han tenido que tomar medidas duras, y es "lógico" que todo ello "desgaste".

Y también admite que, "indudablemente", el caso Bárcenas ha perjudicado. "Por supuesto que nos ha hecho daño", continúa Rudi, quien asegura que los populares siempre han sido y siguen siendo "muy beligerantes contra la corrupción" y lamentan haber tenido entre sus filas, aunque fuera en un cargo técnico "sin gran responsabilidad política", al que fue su tesorero y gerente.

"Ya no a los electores, a los militantes se nos abren las carnes" con este asunto, subraya Rudi, que en cualquier caso defiende las explicaciones dadas por la dirección nacional en los últimos días, después de que el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz considerase, en un auto, que hay indicios probatorios de la presunta contabilidad B, como por ejemplo, con las obras de la sede.

En su opinión, y en línea con lo que dijo la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, es "fácilmente comprobable" en la contabilidad oficial todo lo gastado. "Si esos pagos están ahí es muy fácil localizarlos", añade.

De cualquier modo, insiste en que serán los tribunales los que "tienen que decidir" sobre el caso Bárcenas, no sólo según "un informe de la policía" y no sólo con "la instrucción del caso".

Luisa Fernanda Rudi admite en la entrevista que va a ser "complicado, muy complicado" elaborar un nuevo modelo de financiación autonómica que guste a todas las comunidades.

Sabe que las comunidades más pobladas pondrán el acento en que el índice de reparto sea el número de habitantes, pero insiste en que hay que tener en cuenta otros coeficientes.

Recuerda así que en Aragón viven 1,4 millones de habitantes, pero la mitad están en Zaragoza y el resto se reparten en un vasto territorio con 730 municipios, pero hay que garantizar que les llegan igualmente los servicios esenciales, como en la capital.

"No cuesta lo mismo una plaza escolar en Zaragoza capital que en el Pirineo o en el sur de la provincia de Teruel, donde la densidad de población es casi desértica", ilustra la presidenta, que recuerda que defenderá unos criterios parecidos a los que quieren comunidades como Castilla-León, Asturias o Galicia.

Cree que una vez que Hacienda siente las bases sobre las que negociar todos los gobernantes autonómicos -la mayoría de su partido- deben hacer un esfuerzo para lograr un modelo "homogéneo" y "equitativo", no como el vigente, aprobado en 2009, que fue en realidad un "traje a la medida de Cataluña" aunque ahora no guste a la Generalitat.

Considera además que no hay ni habrá negociaciones bilaterales ocultas o en "reservados" como sugirió el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y confía en las palabras del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que en un comité ejecutivo del PP en octubre aseguró que no se estaba planteando un trato de favor a Cataluña para frenar el reto soberanista.

Además recuerda que los barones populares dijeron entonces, "lógicamente", que no aceptaban un modelo singular para Cataluña como el que propuso la presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, y el propio Rajoy ha dejado claro siempre que hay principios constitucionales "inamovibles", como el principio de la solidaridad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha