eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rumanía vota mañana con los socialdemócratas como favoritos para gobernar

- PUBLICIDAD -
Rumanía vota mañana con los socialdemócratas como favoritos para gobernar

Rumanía vota mañana con los socialdemócratas como favoritos para gobernar

Tras una campaña centrada en la corrupción y la situación económica, Rumanía vota mañana un nuevo Parlamento encargado de formar un Gobierno que sustituya al Ejecutivo tecnócrata que se hizo cargo del país hace un año y que encabeza el independiente Dacian Ciolos.

Los sondeos auguran una victoria cómoda del Partido Socialdemócrata (PSD) con alrededor del 40 por ciento del voto, aunque la formación de centroizquierda deberá buscar socios para superar el umbral del 50 por ciento que le permita constituir un Ejecutivo estable para los próximos cuatro años.

Como se prevé, a los socialdemócratas no les pasarán factura ni los numerosos casos de corrupción que salpican a su partido ni la dimisión del exprimer ministro socialdemócrata Victor Ponta en noviembre de 2015 por un incendio en una discoteca de Bucarest que causó 64 muertes.

"La corrupción significa pobreza, estancamiento, desprecio por los ciudadanos y la ley. La corrupción mata", sostuvo ayer el presidente Klaus Iohannis en rueda de prensa y alentó a los ciudadanos a votar, puesto que las encuestas vaticinan que la participación ronde tan sólo el 50 por ciento.

La Fiscalía anticorrupción, que ha llevado a la cárcel a importantes cargos políticos en los últimos años y es la institución más valorada por los rumanos, ha expresado recientemente su temor a que se produzcan cambios en las leyes que dificulten su trabajo.

Ciolos, antiguo comisario europeo de Agricultura, se decantó al final por aceptar la propuesta de presentarse como candidato a primer ministro por el Partido Nacional Liberal (PNL), al que las encuestan dan el 27 por ciento de los votos, y cuenta con el respaldo también de la Unión Salvar Rumanía (USR), que podría lograr el 11 por ciento.

Si la USR, formada hace sólo seis meses con un mensaje contra la corrupción y el nepotismo y dirigida por el matemático y activista cívico Nicusor Dan aumenta sus respaldos más de lo esperado podría amargar la victoria de los socialdemócratas.

Por detrás, se encuentra la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa (ALDE), del exprimer ministro y actual presidente del Senado Calin Popescu Tariceanu, y el Partido Movimiento Popular (PMP), del exjefe del Estado conservador Traian Basescu, ambas formaciones superarían ligeramente el 5 por ciento que les daría representación parlamentaria.

Con opciones de poder entrar en el Parlamento se encuentra también la Unión Democrática de los Magiares de Rumanía (UDMR), formación que recibe el apoyo del primer ministro húngaro, Viktor Orban.

Tanto el ALDE como la formación de la minoría húngara se barajan como socios potenciales de los socialdemócratas.

Pese a que se vaticina un claro triunfo, el PSD se encuentra en la situación de que su líder, Liviu Dragnea, no puede ser designado primer ministro por haber sido condenado en el pasado por fraude electoral.

Por tanto, la formación de centroizquierda está barajando a los antiguos ministros Eugen Teodorovici y Rovana Plumb como posibles jefes de Gobierno.

Durante la campaña, Ciolos se ha comprometido a mantener la disciplina presupuestaria como exige la Unión Europea, mientras que la mayoría de sus contrincantes han ofrecido aumentos salariales para funcionarios y pensionistas, además de una bajada de las cargas fiscales.

"Sería un peligro tener un gobierno populista, que se basara en cálculos no realistas que sólo lograrían aumentar el déficit sin estimular el empleo y el crecimiento económico sostenible", advirtió el primer ministro en funciones.

Tras haber salido de la recesión después de pedir una línea de crédito de 20.000 millones de euros al Fondo Monetario Internacional, se espera que Rumanía tenga este año un crecimiento económico del 5,1 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), el mayor de la Unión Europea.

A pesar de estas buenas cifras macroeconómicas, uno de cada tres ciudadanos vive en riesgo de caer en la pobreza y tres millones de rumanos se han marchado del país en búsqueda de una vida mejor.

Rumanía, el segundo país más pobre de la Unión Europea, celebrará la entrada del próximo año su décimo aniversario como Estado miembro del bloque comunitario, período en el que se ha beneficiado de la absorción de más de 26.000 millones de euros de fondos del bloque.

Por Raúl Sánchez Costa

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha