eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rusia apoya una sede del Hermitage en Barcelona que acoja grandes colecciones

- PUBLICIDAD -
Rusia apoya una sede del Hermitage en Barcelona que acoja grandes colecciones

Rusia apoya una sede del Hermitage en Barcelona que acoja grandes colecciones

La viceministra rusa de Cultura, Alla Manílova, ha subrayado que su ministerio y el museo del Hermitage mantienen su interés en la instalación en Barcelona de una sede de la famosa pinacoteca de San Petersburgo, en la que se exhibirían, ha asegurado, "colecciones excepcionales".

La instalación de esta sede, impulsada por inversores privados internacionales, fue anunciada por la Generalitat el pasado 1 de noviembre en Moscú, tras una reunión entre la propia Manílova y una delegación catalana encabezada por el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y después de la firma de un "protocolo de intenciones" con el Hermitage.

El desarrollo del proyecto a través de la empresa privada Barcelona Cultura Development, cuya cabeza visible es el inversor Eugenio Pallarés, ha suscitado no obstante algunas dudas en estos meses, ante la poca información que trasciende sobre los avances de los promotores.

En una entrevista con Efe en la Ciudad Condal, que Manílova ha visitado con motivo de la Semana de Rusia en Cataluña, la viceministra ha dicho desconocer "que exista algún problema por parte del Hermitage o nuestro ministerio. Si aparecen, los resolveremos inmediatamente, porque apoyamos este proyecto".

En este sentido, Manílova ha señalado que hace unas dos semanas habló del tema con el director del Hermitage, Mijáil Piotrovski, y éste "confirmó que todo está en orden" por su parte.

En cuanto a la fecha de apertura de este centro museístico, para el que se barajaba un plazo de entre dos o tres años desde su firma, Manílova señala que es una cuestión que depende más de los inversores y las administraciones locales.

Alla Manílova destaca la importancia de que existan inversores y dinero para llevar adelante el proyecto, y subraya que ahora lo principal es que las autoridades catalanas den el visto bueno a los trámites urbanísticos pertinentes.

Por la parte rusa, se han dado ya los pasos decisivos, como la autorización previa del Hermitage, algo que "era muy complicado obtener, porque es una marca de un valor muy grande", resalta.

El apoyo de su ministerio está más que garantizado, pues Manílova considera que en la capital catalana el museo ruso "va a estar muy bien representado", porque "Barcelona tiene un atmósfera cultural excelente, una herencia cultural muy rica y el centro Hermitage será un símbolo de nuestra colaboración".

Si como espera el proyecto sale adelante, Manílova asegura que el Hermitage de Barcelona acogería "colecciones excepcionales", porque el museo ruso "trata los asuntos de las exposiciones de sus tesoros con meticulosidad y delicadeza".

"En todo lo relacionado con la marca Hermitage se trabaja con una gran profesionalidad y podemos estar seguros de que vendrán unas grandes exposiciones", lo que convertirá a este museo en un "punto de atracción de turistas y hará aumentar aún más el turismo hacia Barcelona, y no solo de rusos, sino también de otros países", augura Manílova.

Explica la viceministra que la iniciativa se enmarca dentro del programa denominado "El gran Hermitage", por el que el museo, que posee un fondo de más de tres millones de piezas, puede abrir subsedes en grandes ciudades de Rusia o incluso del extranjero con la posibilidad de mostrar exposiciones permanentes.

La primera "sucursal" del Hermitage en Europa se abrió en Amsterdam en la pasada década, y Manílova recuerda que en este museo el presidente ruso, Vladímir Putin, inauguró hace menos de un mes el Año de Rusia-Holanda.

También se están preparando iniciativas similares con el Reino Unido e Italia, por lo que Alla Manílova espera que en un futuro no lejano se pueda organizar igualmente un "año cultural España-Rusia".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha