eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El líder del SPD asegura que "no habrá compromisos tibios" con Merkel

- PUBLICIDAD -
El líder del SPD asegura que "no habrá compromisos tibios" con Merkel

El líder del SPD asegura que "no habrá compromisos tibios" con Merkel

El líder del Partido Socialdemócrata alemán (SPD), Sigmar Gabriel, se comprometió hoy a no vender "el alma" de la formación en una eventual gran coalición con Angela Merkel y a actuar como correctivo dentro de un gobierno con la canciller en favor de la justicia social.

"No habrá compromisos tibios" a cambio de compartir el poder del gobierno, afirmó Gabriel en el congreso federal que celebra el partido en Leipzig, en el que se presenta a la reelección.

A su juicio, no hay que esperar tampoco que Merkel "se convierta de pronto en una socialdemócrata", ni que "lo que fue nuestro programa electoral sea el pacto de gobierno".

Pero el SPD no abandonará lo que son sus "condiciones irrenunciables" para dar a Merkel "la llave de la gobernabilidad", añadió.

Entre esas condiciones, el SPD incluye lo que fue su gran caballo de batalla electoral, la implantación de un salario mínimo interprofesional, a pesar de las críticas de algunos expertos, como el Consejo Asesor de economistas del Gobierno.

Casi dos meses después de las elecciones generales, en las que el SPD obtuvo el segundo peor resultado de su historia, un 25,7 % de los votos, el congreso de esta formación supone una especie de "pausa forzosa" en las negociaciones para formar una gran coalición con los conservadores de Merkel.

Gabriel tuvo palabras de autocrítica y de reflexión por la experiencia de la anterior gran coalición, en la primera legislatura de Merkel, que acentuó la caída del electorado que sufre el SPD desde que puso en marcha un profundo programa de reformas estructurales durante el mandato de Gerhard Schröder, último canciller del partido.

"Hay división entre quienes piensan que gracias a la Agenda 2010 Alemania tiene su sólida posición, en medio de la crisis" y quienes creen que el SPD "traicionó su ideario" con un programa que implicó recortes sociales y una dura reforma laboral, dijo Gabriel.

El objetivo ahora debe ser actuar de "correctivo" para devolver a Alemania a la línea de la justicia social, defendió.

El congreso del SPD se abrió entre diversas llamadas contra una nueva gran coalición, que dejaría a la oposición muy debilitada en el Parlamento.

La secretaria general, Andrea Nahles, animó al congreso a una "participación viva y abierta", tanto respecto a la gran coalición como a la posibilidad de aliarse en el futuro con La Izquierda, aglutinante de la disidencia del SPD y los postcomunistas.

Esta constelación se ha descartado a escala federal, a pesar de que el actual reparto de escaños en el Parlamento (Bundestag) daría la mayoría a un bloque entre el SPD, La Izquierda y los Verdes.

La cúpula del SPD no se plantea esta alianza para la actual legislatura, sino a partir de 2017, lo que supone una ruptura con la línea hasta ahora dominante, que rechazaba toda colaboración a escala federal con La Izquierda.

Antes de dar luz verde a una coalición de gobierno con Merkel, la dirección del SPD se ha comprometido a llevar a cabo una consulta entre sus 473.000 militantes,

Ese sería el último escollo a salvar hasta la investidura de Merkel, que lideraría su tercera legislatura.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha