eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Saad Hariri visita el Líbano en el undécimo aniversario del asesinato de su padre

- PUBLICIDAD -
Saad Hariri visita el Líbano en el undécimo aniversario del asesinato de su padre

Saad Hariri visita el Líbano en el undécimo aniversario del asesinato de su padre

El exprimer ministro libanés Saad Hariri visitó hoy el país para asistir a la ceremonia del décimo primer aniversario del asesinato de su padre, Rafic, siendo esta la tercera vez que regresa al Líbano desde 2011.

Hariri, en un discurso en Beirut en esta ocasión, hizo referencia indirecta a Irán y al grupo chií libanés Hizbulá, advirtiendo de que "el Líbano nunca será, bajo ninguna circunstancia, una provincia iraní".

"Líbano pertenece a todos los libaneses, no a un grupo, a una secta, a un partido o a un líder. Esto debe quedar claro para los que vinculan el destino del país a sus propios intereses políticos y sectarios", agregó.

Asimismo aseguró que "ninguna forma de terrorismo puede vencer su unidad y ningún asesinato puede romper los sueños de verlo resurgir", parafraseando a su padre que solía decir: "Nadie es más grande que el Líbano".

Hariri también habló del papel regional del Líbano y dijo que su país no participa "en el derramamiento de sangre siria, iraquí o yemenita", por los conflictos en esos países, en los que -aseguró- "solo tiene un papel en el diálogo y la moderación".

Por otra parte, aludió a que el país no tiene presidente desde el 25 de mayo de 2014 por desavenencias entre los grupos parlamentarios y pidió a los libaneses que tomen una decisión al respecto y hagan de esta su "prioridad".

Aseguró que sigue los pasos de su padre y "de los mártires del 14 de marzo", en alusión a las personalidades antisirias que fueron asesinadas entre 2005 y 2008, y destacó su compromiso con el Tribunal Especial para el Líbano (TEL) de La Haya, que investiga los asesinatos políticos en ese país.

Esta es la tercera visita de Hariri al Líbano desde 2011, cuando abandonó precipitadamente el país después de que cayese su Gobierno de unidad nacional, tras la retirada del Ejecutivo de los aliados de Hizbulá, y fuese informado de que su vida estaba amenazada.

El exprimer ministro vive actualmente entre Riad y París por temor a correr el mismo destino que su padre.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha