eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Sake de Mie y sashimi de atún y caviar, en el menú de los líderes del G7

- PUBLICIDAD -
Sake de Mie y sashimi de atún y caviar, en el menú de los líderes del G7

Sake de Mie y sashimi de atún y caviar, en el menú de los líderes del G7

Los líderes del G7 se deleitaron hoy con varias especialidades gastronómicas de Japón en el almuerzo de trabajo de la primera jornada de la cumbre de Ise-Shima, que incluyó un tierno sashimi de atún con caviar y un fino sake de la región.

Reunidos en un hotel de la zona, los comensales analizaron la actual coyuntura económica y discutieron la puesta en marcha de una estrategia coordinada para promover el crecimiento mientras probaban una variedad de platos preparados con ingredientes de la región de Mie, donde tiene lugar la cumbre, y una selección de vinos nipones.

Como aperitivo, los mandatarios tomaron pollo con albahaca y vinagre de miso, patatas dulces japonesas a la parrilla con un toque de sésamo y sal con sardinas hervidas a fuego lento y sazonadas con curry, y raíz de bardana envuelta en anguila, entre otros manjares.

Tras ellos, llegó la sopa de algas y mariscos para acompañar el sashimi de atún y caviar y de lucio con ciruelas en escabeche, y la guarnición de verduras, unos "nigiri" (bolas de arroz) con lomo de res a la brasa de la localidad de Matsusaka, tortilla nipona -que se caracteriza por aderezarse con azúcar- y jengibre.

Los líderes acompañaron la carne de Iga, una de las más preciadas del país, con un sake Daiginjo (el más apreciado por ser de grano de arroz más fino) de Mie, así como diversos vinos de las prefecturas de Nagano y Yamanashi (centro-este de Japón).

Las primeras damas fueron agasajadas, por su parte, con otro extenso menú servido por estudiantes de Mie.

Disfrutaron de un sake procedente de la región de Fukushima, en el nordeste del país, como símbolo de la defensa que el Gobierno nipón hace del consumo de productos, previamente analizados para garantizar su seguridad, de la región afectada por la crisis nuclear de marzo de 2011.

El pasado marzo, cuando se cumplieron cinco años de la tragedia, más de 30 países continuaban restringiendo o limitando la importación de alimentos de esta región a causa del accidente nuclear, un veto con el que la administración del primer ministro japonés, Shinzo Abe, quiere terminar.

A la cumbre asisten los mandatarios de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Reino Unido, Japón y de la Unión Europea.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha