eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Sale del Gobierno navarro el consejero más discutido de Barkos tras polémicas con el PAI, las oposiciones o el euskera

José Luis Mendoza, que este martes ha presentado su dimisión como titular de Educación del Gobierno de Navarra, ha sido el consejero más discutido del Ejecutivo de Uxue Barkos durante la legislatura y ha dejado el cargo antes de llegar al ecuador de su mandato.

- PUBLICIDAD -

Su gestión en relación con el Programa de Aprendizaje de Inglés, la oferta pública de empleo en Educación, distintos aspectos relacionados con la implantación del modelo D (euskera) en la zona no vascófona de Navarra, o la convocatoria de becas para el alumnado universitario le han costado duros reproches de la oposición. Además, Mendoza ha venido realizando múltiples relevos en las direcciones generales y en la secretaría general técnica del departamento, entre otros puestos que dependían de él.

Tanto UPN como PSN y PPN han venido pidiendo insistentemente desde hace meses la dimisión o el cese del consejero. En su opinión, el departamento ha querido primar el euskera dejando de lado la enseñanza de inglés, algo que ha venido negando reiteradamente el Gobierno.

En febrero de 2016, el pleno del Parlamento de Navarra debatió la reprobación de Mendoza a petición de UPN y PPN, que contaron con el apoyo del PSN, si bien el rechazo del cuatripartito evitó que prosperara. No obstante, eso no impidió que en algunos momentos de la legislatura el consejero haya recibido algunas críticas de los propios socios del Gobierno.

Este es el segundo cambio de calado que ha tenido que afrontar Uxue Barkos en su gabinete durante esta legislatura, después de que el pasado mes de septiembre optara por nombrar a la parlamentaria de Geroa Bai María Solana como portavoz del Gobierno foral, retirando esta responsabilidad a Ana Ollo, quien mantiene sus responsabilidades como titular de Relaciones Ciudadanas e Institucionales.

Ahora, Uxue Barkos refuerza la presencia de María Solana, una persona de su confianza a la que asigna la cartera de Educación, que compatibilizará con la tarea de portavoz de Gobierno.

Tras aceptar la dimisión del hasta ahora consejero, Uxue Barkos ha destacado que Mendoza ha liderado "cambios de envergadura, necesarios y de trascendencia" para la comunidad educativa como convocar la primera OPE en 5 años, la "revisión y mejora" del PAI, posibilitar el acceso al Modelo D en toda la Comunidad Foral, la reversión de las ratios a 25 alumnos por aula, la puesta en marcha de un plan de inversión en obras y mantenimiento de colegios e institutos o la puesta en marcha de nuevos protocolos contra el acoso escolar entre otros.

El presidente y portavoz parlamentario de UPN, Javier Esparza, ha considerado que la dimisión de Mendoza "llega tarde, después de haber sometido a la educación a una situación caótica sin precedentes" y ha afirmado que esta decisión constata "el fracaso de la política educativa sectaria de Uxue Barkos".

Desde el PSN, Carlos Gimeno ha considerado que la salida de Mendoza era "prácticamente lo obvio" tras una gestión que en su opinión ha estado caracterizada por "tintes nacionalistas e inseguridad jurídica". Y el PPN ha afirmado que la dimisión es "una buena noticia" tras "un sinfín de despropósitos que esperamos puedan ser reconducidos".

Por contra, desde el cuatripartito han censurado "las durísimas críticas" y la política de "acoso y derribo" que la oposición ha dirigido contra Mendoza. "A pesar de que ha sido el consejero más criticado por la oposición, se va con un bagaje de cambios importantes", han destacado desde Geroa Bai.

EH Bildu ha manifestado que Mendoza ha tomado algunas decisiones "acertadas y otras no", mientras que Izquierda-Ezkerra ha señalado que el consejero "había generado varias polémicas o malas interpretaciones" y espera que "el cambio sea a mejor".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha