eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

DIRECTO Hacia el 21D

Sánchez Mato votó ayer con nariz tapada porque "huele muy mal" la operación

- PUBLICIDAD -
Madrid aprueba llevar a tribunales las exigencias de Montoro por indefensión

Madrid aprueba llevar a tribunales las exigencias de Montoro por indefensión

El delegado de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Mato, ha justificado hoy su gesto de taparse la nariz mientras votaba favor de transformar en apartamentos un edificio antes okupado por el Patio Maravillas en que la venta de ese inmueble en la época del PP "huele muy mal".

Carlos Sánchez Mato ha respondido de este modo a los periodistas que le han preguntado por su 'innovadora' manera de votar durante la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, que ha ofrecido junto a la portavoz municipal, Rita Maestre.

Los ediles Guillermo Zapata, Montserrat Galcerán, Rommy Arce y Pablo Carmona no estuvieron presentes ni durante la votación ni en el momento en el que José Manuel Calvo exponía los motivos por los que su equipo de Gobierno traía al Pleno el plan para dar luz verde al expediente urbanístico, que debido al debate interno llevaba parado desde junio de 2016.

Pese a la ausencia de cuatro de sus concejales, Ahora Madrid logró sacar adelante la votación con el apoyo del PP, la abstención de C's y el voto en contra del PSOE.

Rita Maestre se ha limitado a responder con un "no" cuando los periodistas le han preguntado si se ha abordado esta división en la Junta de Gobierno.

Sin embargo, Carlos Sánchez Mato se ha explayado a la hora de justificar por qué votó tapándose la nariz, un argumento que ha iniciado leyendo el titular de una revista satírica: "Un vecino de Barcelona se hace pasar por turista para conseguir casa".

Según ha dicho el edil, perteneciente a IU, Madrid corre el "riesgo" de vivir la misma saturación turística de Barcelona y "hay que intentar" abordar ese problema "antes de que sea más grave", una "política" que según ha asegurado también comparte el área de Desarrollo Urbano Sostenible, que sin embargo llevó este expediente al Pleno.

A juicio del edil, la votación de ayer pone de manifiesto lo difícil que es "tomar decisiones" sobre un ámbito urbanístico en el que se "produjo un expolio en la venta del edificio".

El inmueble, que hasta 2014 era de titularidad municipal y se sitúa en el barrio de Maravillas (Centro), fue okupado por el Patio Maravillas el 11 de junio de 2015, después del desalojo de su anterior sede, en la calle del Pez.

Este edificio fue vendido por el Gobierno de Ana Botella por menos de dos millones de euros, un millón menos de su valor tasado por el Consistorio madrileño, según denunciaron ayer en el Pleno los socialistas.

"Esa venta del edificio me hizo llevar mi mano a la nariz", ha dicho el concejal de Ahora Madrid, que ha denunciado que haya pasado desapercibido para los madrileños esa operación y que "lo que más importe" sea su gesto

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha