eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Sánchez afeará a Rajoy su "desconexión" con la calle y llevará al Congreso "la realidad de los hogares"

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, reprochará al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante el Debate sobre el estado de la Nación su "desconexión" con la calle y cuestionará su "euforia" ante la recuperación llevando al Congreso "la realidad de los hogares españoles".

- PUBLICIDAD -
Sánchez afeará a Rajoy su "desconexión" con la calle y llevará al Congreso "la realidad de los hogares"

Según han informado fuentes socialistas, Sánchez centrará su estreno en este debate de política general, el primero que asume como líder del principal partido de la oposición, en desmontar la "euforia del Gobierno con la realidad", poniendo encima de la mesa "los datos que demuestran" que España vive "una realidad de desigualdad".

Sánchez hablará del aumento de la pobreza en España --el país de la OCDE donde más ha crecido la desigualdad-- y de la "dilapidación de derechos sociales y laborales" de la que culpa al PP y acusará al presidente del Gobierno de "maquillar un balance contable por motivos electoralistas".

El máximo dirigente del PSOE no niega que la situación en España está mejorando, pero cree que no es gracias a Rajoy, sino a pesar de él y sus políticas, con las que está atacando a la clase media y trabajadora con sus reformas. Sánchez considera que el PP gobierna para unos pocos y aprieta a la mayoría, con las reformas laboral, fiscal y del sistema público de pensiones.

Y contrapondrá esta manera de gobernar con la "agenda para la recuperación justa" que quiere liderar en la próxima legistura, que quiere que sea la de "la España de las oportunidades".

Sánchez cree que ahora es el momento de salir de la crisis "con justicia social, recuperando los derechos de la clase media y trabajadora", y de renovar el pacto constitucional, para convertir España en un Estado federal.

Pero también defenderá que hay una "oportunidad" de regenerar la vida política, "extirpando la corrupción de las instituciones y trabando un nuevo contrato con los ciudadanos basada en la transparencia y en la honradez intransigente".

Sánchez volverá a sacar pecho previsiblemente de las medidas de transparencia aprobadas por su partido desde que llegó a la Secretaría General y de su nuevo Código Ético. E incidirá en que ya ha demostrado que no le "temblará el pulso para echar a ningún corrupto".

Es de esperar que el presidente del Gobierno le responda atacando con el asunto de los ERE en Andalucía, especialmente tras la citación por el Tribunal Supremo de los expresidentes Manuel Chaves, diputado en el Congreso, y José Antonio Griñán, senador.

Sánchez ya ha dicho que si se les imputa un delito tendrán que dejar su escaño, tal y como exigió la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, yendo un paso más allá de las normas internas de los socialistas, que fijan la exigencia de responsabilidades en la apertura de juicio oral.

MUCHOS DÍAS DE PREPARACIÓN

El líder de los socialistas otorga mucha importancia a este debate y lleva días preparándolo con su equipo más próximo, con miembros de su Ejecutiva --como César Luena, Manuel de la Rocha, Luz Rodríguez, Meritxell Batet y Pilar Luicio-- y del Grupo Parlamentario, con su portavoz, Antonio Hernando, y el portavoz de Economía, Juan Moscoso.

Sánchez --que en los dos últimos días ha tenido que hacer un paréntesis en esta tarea por la cumbre del Partido Socialista Europeo que reunió ayer en Madrid a 40 dirigentes socialdemócratas de la UE-- ha descargado su agenda en los días previos para preparar su intervención.

Ésta ha sido la tarea en la que se ha centrado desde que el pasado 11 de febrero decidiera suspender los órganos de dirección del PSM y abrir el proceso para elegir a un candidato alternativo al hasta entonces secretario general, Tomás Gómez.

Tras unos primeros días de confusión, Sánchez podrá afrontar el reto del Debate sobre el estado de la Nación con la renovación del PSM encauzada, toda vez que la Comisión Gestora que preside Rafael Simancas ha nombrado a Angel Gabilondo candidato a la Comunidad de Madrid. El exministro, que ha recibido el apoyo de la militancia, era el nombre que tenía en cabeza la Ejecutiva Federal cuando decidió apartar a Gómez por la "mala imagen" y la "inestabilidad" de su federación.

Dará así en este debate el pistoletazo de salida a la confrontación electoral con el PP, en quien ve a su principal enemigo en la contienda. Lo hará tras haber dado un "golpe de autoridad" en su propio partido, tal y como interpretan miembros de su dirección el movimiento en el PSM.

Hace un año, Sánchez asistió como un diputado de base más al Debate del estado de la Nación que entonces enfrentó a Alfredo Pérez Rubalcaba con el presidente del Gobierno. Entonces, se habían fijado unas primarias para noviembre, en las que se creía que el que fuera secretario general se iba a presentar, aunque sonaban otros candidatos, en una carrera en la que muy pocos metían ya al diputado madrileño.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha