eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los Sanfermines visibilizan los abusos sexuales en fiestas, la punta del iceberg

- PUBLICIDAD -
Los Sanfermines visibilizan los abusos sexuales en fiestas, la punta del iceberg

Los Sanfermines visibilizan los abusos sexuales en fiestas, la punta del iceberg

Los Sanfermines ponen hoy su broche final a una semana de fiestas en la que los encierros han cedido parte de protagonismo a cuestiones que nada tienen que ver con la diversión; Cuatro mujeres han denunciado agresiones sexuales y los expertos avisan de que sólo salen a la luz entre un 15 y un 20 % de los casos.

Así lo señala a Efe el exdelegado del Gobierno para la Violencia de Género Miguel Lorente, quien ha asegurado que, a pesar de que ahora la gente está más concienciada y denuncia más estos casos de agresiones sexuales, la mayor parte de ellos permanecen ocultos. "Estos días están pasando muchas más cosas de las que conocemos".

Lo que se conoce hasta ahora es que 17 hombres han sido detenidos desde el inicio de las fiestas en Pamplona por agresiones sexistas -en algunos casos por agresiones sexuales, en otros casos por abusos- y que cuatro mujeres han denunciado violaciones.

Todos estos actos han generado la repulsa inmediata de la sociedad, que se ha traducido en manifestaciones y concentraciones de protesta contra las agresiones sexuales e instando a las víctimas a denunciarlas.

No menos importante ha sido la rápida actuación policial y judicial durante los Sanfermines con la detención de los agresores y la orden de prisión para cinco acusados de abusos sexuales.

También esta semana, en Bilbao, se conoció la detención de un joven acusado de una agresión sexual durante la última jornada del festival BBK Live, donde se habían congregado miles de personas.

El eco de estos casos en fiestas y concentraciones de jóvenes ha generado la movilización social y ciudades como Bilbao y San Sebastián se han sumado a la campaña iniciada por la autoridades municipales de Pamplona con el lema "No a las agresiones" y con la petición de que la ciudadanía denuncie estos casos.

El objetivo es garantizar la seguridad de las mujeres y que el espacio público y los recintos festivos sean para disfrute de todos, de mujeres y hombres por igual.

El exdelegado del Gobierno para la Violencia de Género ha aportado a Efe los datos del último informe de la Agencia Europea de Derechos Fundamentales (FRA), que revela que un 11 % de mujeres sufre cada año violencia sexual (3,7 millones de mujeres en total), un 5 % violaciones y un 1 % ha vivido una violación en grupo.

En el contexto de fiestas como la de los Sanfermines, la probabilidad de que se produzcan estas agresiones aumenta. Se trata, a juicio de la psicóloga sanitaria y forense Timanfaya Hernández, de un "contexto facilitador" para el agresor que, sumado al consumo de alcohol y drogas, contribuye a la desinhibición y descontrol de los impulsos.

"Es un contexto en el que 'todo vale' porque estas situaciones pasan casi desapercibidas y porque hay una desinhibición grupal", señala a Efe.

Coincide con ella la presidenta de la Federación Stop Violencia Sexual, Beatriz Bonete, que afirma que estos grandes eventos facilitan las agresiones colectivas, que permiten a los agresores sentirse un colectivo, lo que les otorga impunidad porque el culpable es "el grupo" y no cada uno de ellos de forma individual.

"La participación en grupos da la sensación de que libera la responsabilidad individual", coincide Lorente.

Este profesor de Medicina Legal de la Universidad de Granada y médico forense también alude a una serie de características propias de las fiestas y que sirven de justificación para los agresores, como el consumo de alcohol por parte de la víctima, ciertas vestimentas como faldas o escotes o el coqueteo que pueda realizar una mujer y que los agresores toman como una incitación.

Bonete subraya que una mujer es libre de "tontear" con quien quiera "pero si al final dice que no, es que no" y si esa decisión no se respeta, es una agresión.

Uno de los problemas es que, en estos casos, la agresión no viene siempre de un desconocido, sino que puede tratarse de un amigo y las mujeres se sienten culpables (porque han bebido, porque han coqueteado) y no lo denuncian.

Bonete pide una reflexión y se pregunta "qué les enseñan a los chicos jóvenes para que asocien una agresión sexual con diversión".

"Algo está fallando en esta sociedad y los que fallamos somos fundamentalmente los hombres porque la transformación que estamos viendo hacia la igualdad es una transformación liderada por las mujeres, pero los hombres se resisten y perciben este cambio como un ataque", lamenta Lorente.

En este sentido, advierte de que nada cambiará mientras que haya una transformación asimétrica y las únicas que cambien sean las mujeres.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha