eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Sara Buesa denuncia que no se ha producido una asunción clara de responsabilidades en el daño a las víctimas de ETA

Sara Buesa, vicepresidenta de la Fundación Fernando Buesa Blanco e hija del parlamentario socialista asesinado por ETA hace 15 años, junto con su escolta Jorge Díez, ha advertido de que todavía hoy no se ha producido una asunción clara de responsabilidades en el daño que se ha causado a las víctimas y a toda la sociedad vasca. "Esta es una de las principales barreras para la convivencia", ha indicado.

- PUBLICIDAD -

La hija de Fernando Buesa ha hecho estas manifestaciones en el Museo Artium de Vitoria, con la presencia, entre otros, del lehendakari, Iñigo Urkullu, donde se ha celebrado el acto In Memoriam de Fernando Buesa y Jorge Díez, en el decimoquinto aniversario de sus asesinatos.

"A muchas personas nos han arrebatado a nuestros seres queridos, dejando una marca imborrable en nuestros corazones. A esta herida se añade el profundo dolor de tener que asistir a la justificación de la violencia. El dolor y la indignación de sentir nuevamente violada y mancillada nuestra dignidad y la de nuestros seres queridos", ha lamentado.

Tras recordar que hace ya tres años que ETA ha dejado de matar, ha denunciado que "se resiste a desaparecer de nuestras vidas, y la violencia no ha sido totalmente repudiada y desterrada". "Sigue habiendo mensajes permisivos, que transmiten que en determinadas circunstancias el recurso a la violencia puede ser legítimo", ha reprochado.

En esta línea, ha criticado que "la ciudadanía se ha acomodado ante la ausencia de violencia explícita. Parece dispuesta a olvidar con facilidad. Después de todo lo que hemos vivido, falta un debate social. La violencia terrorista nos ha inoculado sentimientos de miedo y desconfianza. Romper el tabú remueve, escuece, incomoda".

Por ello, ha indicado que "el sectarismo, el dogmatismo, las actitudes que constituyen el germen de la violencia, siguen presentes. Y persistirán aunque no se hable de ellas. Persistirán a no ser que se hable de ellas".

Buesa ha manifestado que todas las víctimas tienen el mismo derecho a que se haga justicia, a la verdad, la memoria, el reconocimiento y la reparación. En este sentido, ha apuntado que las víctimas de ETA no son más víctimas que las víctimas del GAL o que cualquier otra persona que haya visto vulnerados sus derechos humanos fundamentales.

"Somos iguales y al mismo tiempo somos distintas, porque el origen, las causas de nuestra victimación son diversas. Cada una de las situaciones debe abordarse de forma independiente, haciendo un análisis profundo de lo sucedido y depurándose las responsabilidades oportunas", ha manifestado.

"Yo, que soy víctima de ETA, no tengo ningún problema en decir que el GAL estuvo mal, que nunca debería haber sucedido y que causó un daño injusto e irreparable que debe ser reconocido. Me gustaría ver la misma claridad respecto a ETA en los discursos de algunos sectores", ha afirmado.

Sara Buesa ha asegurado que no necesita que los asesinos de su padre le pidan perdón, aunque ha reconocido que sería "reparador". "Pero yo estoy en paz conmigo misma y con la vida", ha aseverado.

Sin embargo, sí ha exigido que se reconozca públicamente el daño injusto que se ha causado y los distintos grados de responsabilidad que se tienen en el mismo. "Reclamo esto por las víctimas y sobre todo por el bien de la sociedad vasca", ha señalado, para pedir un discurso público "unánime, una sola voz, que deslegitime por completo el terrorismo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha