eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Sarkozy quiere aislar a los presos integristas para evitar el proselitismo

- PUBLICIDAD -
Sarkozy quiere aislar a los presos integristas para evitar el proselitismo

Sarkozy quiere aislar a los presos integristas para evitar el proselitismo

El expresidente francés y líder de la oposición conservadora, Nicolas Sarkozy, quiere aislar a los presos islamistas para evitar el proselitismo en las cárceles, pero también expulsar a los extranjeros o binacionales con vínculos terroristas y limitar los movimientos de los terroristas que han cumplido penas.

"Las democracias no han asumido todavía la dimensión de los cambios ocurridos estos dos últimos años y la respuesta no ha estado a la altura", subraya Sarkozy en referencia al desafío yihadista en una entrevista publicada hoy por varios periódicos europeos, entre ellos "Le Figaro".

Propone cuatro medidas "de aplicación inmediata", empezando por el aislamiento de los presos integristas "porque en las cárceles existe un proselitismo que hay que combatir", la instalación de sistemas de escuchas en las celdas, la creación de un servicio de información y la transferencia de los vigilantes de prisión al Ministerio del Interior, en lugar de depender de Justicia.

El presidente de Los Republicanos, que se perfila como candidato a las primarias de su partido de noviembre para decidir quién los representará en las presidenciales francesas de 2017, quiere que cualquier extranjero o con doble nacionalidad que tenga vínculos con actividades o redes terroristas sea expulsado sin contemplaciones.

"No tenemos medios para vigilar 24 horas al día a los 11.500 individuos fichados" por terrorismo por los servicios secretos, explica para justificar esas expulsiones en nombre del "principio de precaución".

En cuanto a los franceses sospechosos de estar relacionados, directa o indirectamente, con acciones terroristas, Sarkozy quiere que se dicten medidas de limitación de la libertad de movimientos y que se recurra a la pulsera electrónica para hacerles un seguimiento permanente.

También invoca ese principio para incrementar las penas de las personas culpables de terrorismo o de delitos vinculados y para garantizar que las sentencias se ejecutan.

Además, exige la puesta en marcha de centros de desradicalización por los que deberían pasar los que ya han purgado sus penas y demostrar "a la sociedad que ya no son una amenaza".

En cuanto a los que vuelven de haber formado parte de grupos yihadistas en Siria, el anterior jefe del Estado da dos alternativas: si son extranjeros o binacionales no deben poder entrar en Francia, mientras que los que sólo son franceses deberían ir a la cárcel, antes de pasar por el procedimiento de desradicalización antes de poder quedar libres.

Todos estos anuncios los hace Sarkozy en un contexto marcado por el asesinato el pasado lunes de una pareja de policías en su domicilio a las afueras de París por un hombre que dijo actuar en nombre del EI que había estado en la cárcel por terrorismo yihadista hasta septiembre de 2013 y que desde que salió de prisión había sido objeto de vigilancia por los servicios secretos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha