eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Schäuble insiste que, si no se acaba el actual programa, "no tenemos ninguno"

- PUBLICIDAD -

Grecia debe finalizar "en condiciones" el actual programa de rescate, "o no tenemos ningún programa", dijo hoy el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, mientras que su homólogo francés, Michel Sapin, abogó por que la eurozona respete el resultado electoral griego y Atenas sus obligaciones.

"Escucharemos las propuestas del Ejecutivo griego y veremos lo que podemos hacer. No espero un resultado hoy, pero quizás establezcamos un procedimiento" sobre los próximos pasos, comentó Schäuble a su llegada a la reunión extraordinaria de ministros de Finanzas y Economía de la eurozona, que aborda el futuro de la ayuda a Grecia.

Pero "ello depende de lo que nos diga" el ministro griego de Finanzas, Yanis Varufakis, agregó.

Para Alemania, "no se trata de definir líneas rojas" entre la eurozona y el nuevo Ejecutivo de Alexis Tsipras, matizó.

"Tenemos un programa, que hemos ampliado porque Grecia todavía tiene bastante que cumplir. Si Grecia lo desea, se puede negociar en este marco con las tres instituciones, que ya no deberíamos llamar 'troika', pero que son las tres instituciones", dijo en alusión a los acreedores de la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Estamos muy expectantes por saber lo que Grecia propone", sostuvo Schäuble, quien añadió: "cada país es libre de hacer lo que quiera, pero tenemos este programa y, o se finaliza en condiciones, o no tenemos ningún programa".

En cuanto a la propuesta de Atenas de elaborar junto con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) un nuevo plan de reformas, el titular alemán de Finanzas dijo que ese organismo puede ayudar a construir la estructura de las Administraciones en Grecia, un aspecto en el que -opinó- ese país tiene aún "mucho que hacer".

Schäuble recordó que se ha ofrecido a Grecia "ayuda bilateral" en este sentido en el pasado.

Su homólogo francés, Michel Sapin, deseó "un diálogo real, en confianza y global" con Grecia.

Las conversaciones, pidió, se han de basar en dos principios: el respeto del voto de los griegos y su voluntad expresada de que haya cambios, y el respeto "absoluto" por parte de Grecia a sus compromisos.

El ministro austríaco de Finanzas, Johann Georg Schelling, expresó por su parte su deseo de que el Gobierno griego haya pasado del "modo electoral al modo de trabajo" para poder evaluar sus propuestas durante el fin de semana y tomar las decisiones correspondientes el lunes próximo, en la siguiente reunión del Eurogrupo.

"Vamos a esperar cómo será la exposición" de Varufakis, dijo el titular austríaco, que confió en que presente "no solo una lista de deseos sino una propuesta concreta con la que trabajar" y abogó por "discutir sin provocaciones, sino sobre una base objetiva".

Schelling se refirió también a la posición de Grecia de rechazo al 30 % del contenido del memorando de entendimiento firmado con la tríada de acreedores -que considera "tóxico"- y de trabajar en un plan de reformas con la OCDE.

"En este momento, eso no es aceptable, porque el actual programa tiene claras funcionalidades", afirmó el titular austríaco.

Agregó que "estas reglas hay que cumplirlas. Todos, la CE y el BCE. Eso se ha establecido así legalmente. Uno puede hablar de reglas en el futuro pero (sobre) las actuales no".

Michael Noonan, titular irlandés de Finanzas, cuyo país estuvo bajo un programa de rescate, comentó que su Gobierno "no ha tomado ninguna decisión" ante la eventualidad de que Irlanda pueda reclamar un trato similar al que Grecia pudiera conseguir en esta negociación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha