eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Sémper (PP) cree que los "nuevos tiempos" obligan a dar respuestas continuas en formas de "ceses o dimisiones"

El presidente del PP de Guipúzcoa, Borja Sémper, ha indicado que los "nuevos tiempos" en la política obligan a dar respuestas continuas en formas de "ceses o dimisiones" frente a los casos de corrupción, aunque se pueda "incurrir en excesos y hasta ser injustos con determinadas personas".

- PUBLICIDAD -
Sémper (PP) cree que los "nuevos tiempos" obligan a dar respuestas continuas en formas de "ceses o dimisiones"

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, el dirigente 'popular' ha analizado las medidas presentadas este jueves por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, contra la corrupción y ha advertido, en referencia al presidente extremeño, José Antonio Monago, que "un comportamiento inadecuado no es un acto de corrupción".

Tras señalar que ha habido "casos de corrupción puntuales" que, en algunos casos se ha demostrado que son "tramas" formadas por "gente que con caradura y desvergüenza se unió a otros para enriquecerse individualmente", Sémper ha incidido en que quienes dirigen el PP deben ser "especialmente contundentes en impulsar medidas de regeneración interna y garantizar que los poderes públicos tienen las herramientas suficientes para que esto no vuelva a suceder".

Por ello, ha apostado porque cualquiera que tenga "algún tipo de vinculación o sospecha fundamentada" de haber cometido un acto de corrupción "dimita", porque "se les debe dar una patada en el culo para que salgan de la política".

"Estamos en un momento en que hay tal cuestionamiento de los partidos políticos que debemos ser especialmente rigurosos e implacables con aquellos sobre los que hay sospechas", ha incidido.

En esta línea, ha reconocido que se puede "incurrir en excesos y hasta ser injustos con determinadas personas", pero ha advertido de que han sido "los propios partidos y los políticos quienes hemos provocado esta situación habiendo respondido torpemente".

A su juicio, los "nuevos tiempos" en la política obligan a un ejercicio de "transparencia continua" y a dar respuestas continuas en formas de "ceses o dimisiones". "Se debe ir hasta el final. Hasta el ejercicio absoluto de limpieza para demostrar que no hay sombra de sospecha", ha añadido.

Pese a todo, Sémper ha reconocido que "entre tantas decenas de cargos electos" que hay en España es "normal a que de vez en cuando aparezca un corrupto".

"Lo importante es cómo reaccionamos, de que herramientas nos dotamos jurídicamente, pero también cómo respondemos políticamente los partidos. Esa es la prueba de fuego a partir de ahora", ha añadido.

Además, ha defendido que "la inmensa mayoría de las personas que se dedican a la política" son honradas, pero "unos cuantos, que no son pocos, han manchado el ejercicio de la política y otros no hemos respondido con la rapidez y la contundencia que la sociedad nos exige".

CASO MONAGO

Respecto a la situación generada con el presidente de Extremadura, José Antonio Monago, Sémper ha remarcado que se "mezclan cosas" porque "un comportamiento inadecuado no es un acto de corrupción".

"Las explicaciones dadas por el presidente de la Junta Extremadura han sido completas y ahora hace falta comprobar que son ciertas. Yo quiero creer al señor Monago porque siempre le he tenido en alta estima y creo que es un hombre honrado", ha expresado.

En este sentido, ha recordado que tanto el Congreso de los Diputados como el Senado permiten que senadores y diputados "vuelen a cualquier punto de España sin justificación alguna".

"No estaríamos ante un caso de corrupción sino ante un ejercicio amparado por el reglamento", ha señalado, para añadir que otra cuestión es que "creo es que no debe ser así sino que cuando se coge un avión se debe hacer para algo relacionado con su actividad política".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha