eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Serbia y Kosovo negociarán mañana cómo aplicar su acuerdo de normalización

- PUBLICIDAD -

El diálogo de Serbia y Kosovo para aplicar el acuerdo de normalización de sus relaciones centrará mañana, martes, una nueva reunión entre las dos partes en Bruselas, auspiciada por la Unión Europea (UE).

Bajo la mediación de la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, los primeros ministros de Serbia, Ivica Dacic, y de Kosovo, Hashim Thaci, tratarán de pactar un plan para aplicar lo negociado el pasado mes de abril.

Hoy el ministro de Exteriores de Alemania, Guido Westerwelle, instó a Serbia y Kosovo a aplicar el reciente acuerdo de normalización de relaciones para progresar hacia la UE y poder iniciar las negociaciones de ingreso en el club comunitario lo antes posible.

"Es importante y correcto que en estos momentos históricos tomemos decisiones correctas", declaró Westerwelle en rueda de prensa en Belgrado tras reunirse con Dacic.

Horas después, el ministro alemán pidió, durante un encuentro con Thaci en Pristina, a las dos partes que muestren "flexibilidad y madurez" para que lleguen a un pacto sobre la aplicación del pacto.

"El acuerdo del 19 de abril (de Serbia y Kosovo) se puede calificar de histórico y ahora se trata de que se apruebe un plan para su aplicación y que se vean los primeros pasos concretos de su puesta en marcha", según el jefe de la diplomacia alemana.

El compromiso entre Serbia y Kosovo se alcanzó tras medio año de arduas negociaciones y bajo fuertes presiones de la UE.

Westerwelle subrayó que, si hay "resultados palpables" en la implementación de lo negociado, podrá comunicar su postura positiva al Parlamento alemán para que éste dé su visto bueno al inicio de negociaciones para la adhesión de Serbia a la Unión.

"Haremos el máximo de los esfuerzos para que se llegue a una solución y se adopte un plan de aplicación", prometió Dacic tras su entrevista con el ministro alemán.

Dacic aseguró que Serbia está decidida "a cumplir su parte de compromisos del acuerdo" y agregó que Belgrado "espera la decisión positiva" sobre una fecha de inicio de las negociaciones para su ingreso en el club comunitario, lo que la UE decidirá a finales de junio próximo.

"Serbia ya no tiene tiempo para esperar. Cualquier aplazamiento de la decisión sobre la fecha puede tener consecuencias catastróficas para el país", advirtió Dacic.

En Pristina, Westerwelle manifestó que "tras el acuerdo viene su cumplimiento y debe ser evidente para todos los participantes".

"Es una tarea difícil y significa la cancelación de las estructuras paralelas serbias en el norte de Kosovo como criterio crucial del acuerdo de abril", indicó Westerwelle.

Por eso, pidió a las autoridades de Kosovo crear las condiciones para facilitar la integración de los ciudadanos del norte.

Thaci, por su parte, mostró su optimismo a que las dos partes pacten en Bruselas un plan para aplicar el acuerdo "que es de gran importancia para Kosovo, para Serbia, para los ciudadanos, la paz, estabilidad y cooperación regional".

El compromiso entre Belgrado y Pristina, alcanzado en abril tras diez rondas de difícil diálogo entre Dacic y Thaci, se centra principalmente en la autonomía para los serbios que viven en Kosovo y en las competencias que asumirá la comunidad de municipios de mayoría serbia.

Los serbios del norte de Kosovo, sin embargo, rechazan el acuerdo con Pristina por considerarlo perjudicial para sus intereses, por suponer la autonomía pactada bajo la legislación kosovar.

Las autoridades de Belgrado tratan de llegar con los serbios del norte kosovar a una solución para que el acuerdo se aplique.

Serbia no reconoce la independencia de Kosovo, autoproclamada en 2008 por la mayoría albanesa, y que recibió el apoyo de Estados Unidos y la mayoría de los socios de la UE, aunque no de España, Rusia, China y otros países.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha