eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Serbia y Kosovo retoman el diálogo bajo auspicio de UE

- PUBLICIDAD -

Los jefes de Gobierno de Serbia, Aleksandar Vucic, y de Kosovo, Isa Mustafa, se reúnen mañana en Bruselas por primera vez para retomar el diálogo entre sus países para conseguir la normalización de sus relaciones.

También será la primera vez que la nueva jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, medie en estas conversaciones, después de que lo hiciera su antecesora en el cargo, Catherine Ashton.

El año pasado, el diálogo estuvo prácticamente paralizado debido a los ciclos electorales en los dos países y el largo período (seis meses) de formación del nuevo gobierno de Kosovo.

En la continuación del diálogo se espera que las dos partes analizarán el cumplimiento de los acuerdos de Bruselas de 2013 así como los próximos pasos en el proceso de normalización.

En abril de ese año, Belgrado y Pristina llegaron a un pacto histórico que, entre otros, concedía la autonomía a la minoría serbia de Kosovo y abrió la puerta a una futura adhesión de los dos países a la Unión Europea (UE).

Los progresos en el diálogo con Pristina son uno de los elementos cruciales para que Bruselas abra con Serbia los primeros capítulos de las negociaciones de ingreso comunitario.

La ministra sin cartera en Kosovo, Edita Tahiri, ha declarado que espera que entre los temas del diálogo figure la reforma judicial en las zonas del norte kosovar, poblado por serbios, para su incorporación en el sistema judicial kosovar.

Entre los asuntos que se prevén difíciles estaría la pendiente creación de una comunidad de los municipios serbios con ciertas competencias, pero bajo la legislación de Kosovo.

Las negociaciones se retoman en medio de desacuerdos entre Belgrado y Pristina sobre el futuro del complejo metalúrgico de Trepca, en Kosovo, y la destitución de un ministro de la minoría serbia, Aleksandar Jablanovic, encargado de Retorno y Comunidades, por parte del gobierno kosovar.

Jablanovic fue destituido la pasada semana a raíz de unas protestas violentas de la oposición nacionalista en Kosovo por sus supuestas ofensas a albanokosovares, algo que los serbios niegan e interpretan como un pretexto para ejercer presiones sobre ellos.

El combinado metalúrgico de Trepca, el mayor de Kosovo, cuya propiedad reclaman las dos partes, también atiza las rivalidades.

Serbia exige que el problema de Trepca se solucione con el diálogo y sea uno de los temas económicos y de propiedad, pero Kosovo insiste en que ese complejo minero está en su territorio y descarta cualquier debate al respecto.

La antigua provincia serbia de Kosovo, poblada por una gran mayoría de albanokosovares, se autoproclamó independiente en 2008.

Serbia no reconoce a Kosovo como país, mientras que sí lo han hecho más de cien países, entre ellos EEUU y la mayoría de los socios europeos, mientras no la reconocen países como Rusia, España y Grecia, así como gran parte de Latonoamérica, entre otros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha