eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Sesenta y seis artistas galos firman un manifiesto en favor de los refugiados

- PUBLICIDAD -
Sesenta y seis artistas galos firman un manifiesto en favor de los refugiados

Sesenta y seis artistas galos firman un manifiesto en favor de los refugiados

Sesenta y seis artistas franceses, entre los que se incluyen actores y cantantes de distintas tendencias políticas, firmaron hoy un manifiesto en favor de los refugiados y se comprometieron a hacer una donación a organizaciones que intervienen en los países de origen o de acogida.

Lanzado por Alex Lutz y apoyado por grupos como Daft Punk y artistas como François Cluzet, Dany Boon, Isabelle Adjani o Guillaume Canet, los firmantes recuerdan que la sociedad no puede mostrarse indiferente y muda ante la tragedia de esa gente "que muere por no ser acogida, víctima de la barbarie y de la guerra".

"Europa, pero también EEUU, Canadá, Australia o los ricos países petroleros de la Península Arábiga, en definitiva todos los que se han concedido un derecho de injerencia en Afganistán, Irak, Libia o Siria en nombre de los derechos humanos, deben asumir hoy el deber del asilo", subrayan.

La carta, publicada en el diario "Le Journal du Dimanche" (JDD), insta a que abran sus fronteras y sus brazos a los refugiados y que su respectiva legislación les proteja, conforme a sus obligaciones internacionales.

El grupo destaca que no pretende solamente apelar a los poderes públicos desde la comodidad sino actuar, ni dar "en ningún caso" lecciones de moral sino comprometerse, razón que les lleva a asegurar que van a hacer un donativo a asociaciones humanitarias y a pedir que se copie su ejemplo.

El llamamiento se publica un día después de que miles de personas se manifestaran en París en favor de los refugiados, con pancartas en las que se reclamaba la apertura de las fronteras o el derecho de asilo para "toda persona perseguida".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha