eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Seúl rechaza "hablar por hablar" y pide "sinceridad" a Corea del Norte

- PUBLICIDAD -
Kim Jong-un ordena camuflar sus buques de guerra para evitar la vigilancia

Kim Jong-un ordena camuflar sus buques de guerra para evitar la vigilancia

El ministro de Asuntos Exteriores de Corea del Sur, Yun Byung-se, pidió hoy "sinceridad" a Corea del Norte y rechazó "hablar por hablar" después de que el país vecino expresara a China su voluntad de iniciar un diálogo para retomar las negociaciones sobre su desnuclearización.

"No estamos de acuerdo en hablar por hablar", declaró Yun en una rueda de prensa en Seúl, en la que instó a Corea del Norte a "demostrar su sinceridad a la comunidad internacional aplicando sus compromisos de desnuclearización del pasado" como paso previo a sentarse en la mesa de negociaciones.

Con esto, el ministro de Exteriores surcoreano expresó por primera vez la postura oficial de Seúl con respecto a la propuesta inicial de diálogo multilateral extendida por Corea del Norte a China a través de un enviado especial el viernes tras meses de tensión.

En el tercer y último día de una inusual visita a China, el vicemariscal Choe Ryong-Hae entregó personalmente al presidente Xi Jinping una carta personal del líder norcoreano, Kim Jong-un, y le aseguró que su país está dispuesto a reanudar las conversaciones a seis bandas.

Este proceso orientado a la desnuclearización de Pyongyang, que implica a las dos Coreas, EEUU, China, Japón y Rusia, se encuentra paralizado desde que en 2008 el régimen norcoreano decidiera retirarse unilateralmente, y hasta hoy los intentos por recuperarlo han sido infructuosos.

El Gobierno surcoreano ha mantenido en varias ocasiones su tesis de que el régimen norcoreano no tiene una voluntad sincera de abandonar las armas nucleares y utiliza el diálogo con sus interlocutores para ganar concesiones materiales.

La desconfianza sobre su vecino expresada hoy oficialmente por Seúl llega en un momento en que Corea del Norte ha bajado su tono tras protagonizar una intensa campaña de amenazas de guerra en marzo y abril.

A pesar de esto, el régimen de Kim Jong-un ha seguido atacando retóricamente a Corea del Sur en sus medios estatales y la comunicación entre ambos gobiernos sigue paralizada.

En esta situación, Seúl censuró hoy la invitación extendida por Pyongyang a una organización civil del Sur y criticó los ataques verbales de ayer en la agencia estatal norcoreana KCNA a la presidenta sureña, Park Geun-hye, a la que el régimen calificó como "marioneta" y dirigió varias expresiones despectivas.

El Gobierno surcoreano expresó a través de un portavoz del Ministerio de Unificación, que su postura hacia Corea del Norte, caracterizada por el escepticismo y la desconfianza, se mantiene invariable tras el viaje del enviado norcoreano a China.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha