eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Sevilla, expectante ante la llegada de Obama

- PUBLICIDAD -

La visita del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, a Sevilla está generando una gran expectación en la capital, donde se intensifican las medidas de seguridad y se espera que la presencia del mandatario americano repercuta de forma positiva en el turismo de la ciudad.

Sevilla se prepara, entre la ilusión y un fuerte despliegue policial, para recibir por apenas unas horas al presidente estadounidense, que recorrerá los monumentos más destacados de la ciudad, el Real Alcázar y la Catedral, acompañado por Felipe VI en la mañana del próximo domingo.

En la Plaza del Triunfo, a la sombra de la Giralda y a espaldas del Archivo de Indias, el trasiego de turistas bajo el bochorno estival es el habitual, aunque la amplia presencia de la policía nacional, acompañada por sabuesos que husmean cada palmo de terreno, delata la inminencia de un acontecimiento que algunos califican como histórico.

Medio millar de efectivos municipales, apoyados por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y agentes americanos, velarán por la seguridad del presidente estadounidense en las apenas quince horas que pisará suelo sevillano.

Un gran despliegue de personal que se verá acompañado por el acotamiento de la zona por la que se moverán tanto Obama como Felipe VI, y que acarreará cortes de tráfico, desvíos en varias líneas de autobús, limitaciones en el acceso al Casco Histórico y la imposibilidad de que algunos sevillanos que trabajan en la zona, como los cocheros de caballo, puedan desempeñar su labor.

El equipo de seguridad del mandatario americano viene trabajando en la capital andaluza desde hace alrededor de un mes para preparar esta visita, ha explicado el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, quien ha señalado que la presencia de Obama en la ciudad no está sujeta a ninguna improvisación.

No obstante, ha apuntado que no se puede descartar que se le haya preparado al presidente norteamericano algo al margen de la visita oficial, aunque ha reconocido que al Gobierno municipal no se le ha desvelado, al tiempo que ha dicho que esta visita va a servir para promocionar Sevilla a nivel mundial.

Desde hace varios días, se aprecia en la ciudad una presencia más destacada de los policías, que han estado revisando muchos de los locales por los que pasará la comitiva e incluso las alcantarillas, algo que va a hacer que el centro de Sevilla esté prácticamente blindado el próximo domingo por la mañana.

"Me parece bien aunque nos perjudique económicamente", ha afirmado a Efe uno de los hombres que se ganan la vida enseñando la ciudad desde el pescante de su coche de caballos, ya que "tampoco va a venir Obama todos los días".

Entre los cocheros, quizás uno de los colectivos más afectados por esta visita que va a discurrir por su escenario habitual de trabajo, también hay quien no recibe de buena gana la visita del dirigente americano porque supondrá la pérdida de un día de trabajo, aunque la mayoría piensa que, a largo plazo, será beneficioso, e incluso hay quien se ofrece para que Obama "se dé un paseo".

Desde el sector hostelero de la zona, otro de los grandes afectados por este acontecimiento, también creen que la visita será ventajosa por el número de curiosos que atraerá.

"Para la ciudad y para el barrio va a ser estupendo", ha explicado a Efe una de las camareras que sirve tapas a los pies de la Giralda, quien ha añadido que espera que la visita sea del agrado del presidente norteamericano para que "lleve Sevilla" a su país y atraiga mayor número de visitantes.

Mientras Obama y su equipo ultiman los detalles del vuelo que aterrizará el sábado por la tarde en el Aeropuerto de San Pablo de Sevilla, cientos de sus compatriotas siguen recorriendo la Avenida de la Constitución, abarrotando las colas del Real Alcázar y deleitándose con la belleza semita del Barrio de Santa Cruz, algunos de ellos completamente ajenos al viaje de su presidente.

"¿Ah, pero viene a Sevilla?", pregunta, sorprendido, uno de ellos. Una vez ha pasado su asombro inicial, este turista americano, que no revela su nombre, afirma que "es importante que el presidente vea lo que hay alrededor del mundo", y considera que su visita es "maravillosa" porque, de esta manera, más estadounidenses conocerán la capital hispalense.

Tras recorrer el Casco Histórico de Sevilla, Barack Obama viajará a la base militar estadounidense de Rota, desde donde pondrá rumbo a Madrid para concluir su primera visita oficial a nuestro país.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha