eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Silvia Barquero: "Nuestro país está a la cola de Europa en materia de protección animal"

La presidenta del Partido Animalista (PACMA) se presenta como candidata al Congreso el 20D pero denuncia que "la ley electoral es un auténtico impedimento, un palo en la rueda para la democracia"

"Estamos satisfechos porque hemos obligado a todos los partidos a posicionarse en contra del Toro de la Vega", afirma Silvia Barquero, que en las municipales optó a la alcaldía de Tordesillas (Valladolid)

"Poco se puede avanzar si no se pide abierta y valientemente la prohibición de la tauromaquia, que es un crimen legal. Pero ni siquiera Podemos lo pide"

- PUBLICIDAD -
Silvia Barquero, presidenta del Partido Animalista (PACMA) y candidata a la alcaldía de Tordesillas (Valladolid).

Silvia Barquero, candidata de PACMA al Congreso en las elecciones generales

Silvia Barquero es la presidenta del Partido Animalista contra el Maltrato Animal (PACMA), formación que lleva luchando por los derechos de los animales desde su creación, en 2003, bajo el nombre de Partido Antitaurino. Sus activistas llevan casi una década intentando que se escuche su voz en las instituciones, presentándose a varias elecciones, tanto a las municipales, como autonómicas y generales. También concurrieron a las europeas en las que rozaron los 180.000 votos, todo un logro para un partido sin visibilidad mediática. 

En los últimos comicios municipales, Barquero fue la candidata a la alcaldía de Tordesillas, el municipio de Valladolid donde tiene lugar   el polémico festejo del Toro de la Vega al que PACMA combate con todas sus fuerzas. Aunque no lo logró, piensa que al menos contribuyó a que los partidos políticos se conciencien contra esta "supuesta fiesta", en la que se lancea al animal hasta su muerte.

El PACMA lleva presentándose a varias elecciones sin lograr aún tener representación. ¿Creen que en esta ocasión lo van a conseguir ?

Nos presentamos a estas generales con el objetivo de, como mínimo, duplicar resultados de las anteriores elecciones. En las europeas logramos cerca de 180.000 votos. Ojalá tengamos representación en el Congreso o en el Senado porque sería lo más positivo para que nuestras propuestas en defensa de los animales se tengan en cuenta en la agenda política diaria de nuestro país. Es muy necesario porque ahora mismo no hay un solo partido que en esta campaña esté dando voz a los animales, salvo el PACMA. Nosotros seguimos haciendo bandera de ello pero quiero aclarar que nuestro programa electoral abarca tanto a los animales como a la defensa del medio ambiente y la justicia social.

¿En qué circunscripciones ve posibilidades de lograr algún escaño?

Aunque está complicado, en Madrid necesitamos 100.000 votos para conseguir un representante y es en las grandes ciudades donde sabemos que tenemos más posibilidades. Pero la ley electoral es un auténtico impedimento. Me gustaría destacarlo porque con los 102.000 votos que conseguimos el año pasado en las elecciones generales, nos quedamos sin representación mientras formaciones como Geroa Bai, Foro por Asturias o partidos que no son de ámbito nacional, con la mitad de votos lograron representación. Esto para nosotros es un impedimento tremendo, es un palo en la rueda para la democracia.

Usted se presentó para ser alcaldesa de Tordesillas, donde se celebra el Toro de la Vega. Fue todo un reto, dado que allí no son bien vistos.

Sí. Me presenté para la alcaldía de Tordesillas porque consideramos que es un municipio simbólico. Llevamos años haciendo una campaña contra el Toro de la Vega que es el máximo icono del maltrato animal en este país. Y pese a la ley del silencio que impera con respecto a lo que sucede allí, conseguimos duplicar los resultados de otras elecciones. Pero estamos satisfechos porque hemos obligado a todos los partidos a posicionarse en contra del Toro de la Vega y eso es importante.

¿Cree que se están dando avances en España contra el maltrato animal? Ha habido algunas sentencias de jueces que parecen apuntar en este sentido.

Sí, y hay que felicitarse por ello. Se está avanzando mucho pero lentamente. Nosotros estamos intentando concienciar a la sociedad española y eso lo estamos trasladando al plano político. Sabemos que somos el acicate para que los partidos lo tengan en cuenta. Y sabemos que conseguiremos finalmente ese marco de protección animal que venimos años reclamando.

¿Le duele que haya gente que siga considerando a los activistas animalistas como gente rara, frikies?

Sí. Me duele porque este país está a la cola de Europa en materia de protección animal y me duele que se nos siga considerando así porque nuestros ideales de justicia social y de acabar con las desigualdades parten todos de la misma base. Que se nos siga considerando así por un sector de la sociedad no hace más que demostrar que seguimos a la cola de Europa en cuanto a avances sociales.

¿A qué achaca que los grandes partidos no incluyan en sus programas medidas específicas contra el maltrato animal?

Es sencillo. A que no se quieren mojar con el tema de la tauromaquia y poco se puede avanzar si no se pide abierta y valientemente una prohibición de la tauromaquia, que es un crimen legal. Somos uno de los pocos países que permite el escarnio y la tortura pública de los animales. En Portugal ya se prohíbe la muerte en público de los toros. Pero ni siquiera Podemos se atreve a dar ese paso y pide el fin de la tauromaquia. Hay mucha cobardía.

¿Ve un futuro sin fiestas como el Toro de la Vega o el "toro embolao"?

Yo sí que lo veo. Creo que en una década veremos cambios muy importantes y será gracias a partidos como el nuestro, que está dando la cara por los animales. Por eso pedimos que nos voten.

Se acaba de saber que España usó 62.000 veces a animales en experimentos con “dolor severo”. En un tema tan delicado como es la investigación con animales. ¿Cuál es la alternativa que propone el PACMA?

Hay muchos intereses de las empresas privadas en juego. Yo no creo en las palabras del lobby farmacéutico y del lobby científico. Sabemos que no se están validando métodos alternativos que reemplacen a los existentes ahora mismo porque los que hay son más económicos. La vida de un ratón o la de un perro para ellos no vale nada. Hay que apostar por validar métodos alternativos, como una agencia en Europa que debería estar haciéndolo y no se está invirtiendo por intereses del lobby y la industria farmacéutica. Pero es que ni siquiera están compartiendo los resultados de esos experimentos con otras empresas. Habría que repensar qué valores e intereses están primando en la investigación biomédica. Creo que debería apostarse por métodos alternativos porque son necesarios.

El PACMA también está alertando sobre el cambio climático, un tema que ha sido objeto de una cumbre de la que han salido algunos avances. ¿Los considera suficientes?

Es cierto, ha habido avances pero no suficientes. Estamos ante una encrucijada porque es urgente tomar medidas sobre los efectos del cambio climático antes que sea demasiado tarde, si no lo es ya. Pero evitar el desastre está en manos tanto de los gobiernos como de los ciudadanos. Lo que está pasando es una llamada urgente a la acción. Nosotros pedimos una ley estatal para poner freno al cambio climático y para incidir en el día a día de los ciudadanos, una ley de residuos, la promoción de las energías renovables y la protección de nuestro sistema y entornos. Algo que ni el PP ni el PSOE han tenido en cuenta. A la ministra actual le importa poco el futuro de nuestro medio ambiente.

En el debate a cuatro que hubo entre los candidatos de los principales partidos fue un tema que ni siquiera se trató.

No, no se trató. Los políticos no se están dando cuenta del problema. Viven al día y no piensan en el futuro, que nos va a perjudicar a todos como sociedad. Por eso hay que apostar por partidos que ponen encima de la mesa la gravedad del asunto. Nos estamos jugando el futuro del planeta. Nosotros apostamos por los derechos de la animales, pero también por el medio ambiente y por la justicia social porque todo va de la mano, todo es una pieza.

Ahora se está limitando en Madrid la circulación y hay otras ciudades en donde la polución está causando mucho daño. ¿Qué se puede hacer?

Hay que concienciar a la gente. Esa contaminación que se está viendo es resultado de una ausencia de políticas, que han ignorado totalmente que los coches contaminan, que nuestro día a día tiene efectos nocivos contra el medio ambiente. Hacen falta medidas didácticas y divulgativas para hacer comprender a los ciudadanos que la implicación que tiene en nuestro sistema de vida el medio ambiente es tarea de todos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha